11 nov. 2010

Entrevista a Buika "En Rojo" es el suplemento cultural del periódico Claridad


Un singular revuelo se cierne ante la aproximación de la fecha del concierto !única función! de la cantante mallorquina Concha Buika en Bellas Artes de Caguas este 18 de noviembre. !Va en aumento y no es para menos! pues la diversidad de público que cautiva sorprende y anima las expectativas. Y es que esta diva afroespañola fusiona en su poderosa fuerza interpretativa sus orígenes guineanos, con los gitanos de Mallorca y el jazz, con el flamenco, la copla, el bolero y últimanente la ranchera. Aún más pues la también cantautora transita cómodamente (y descalza sobre alfombra roja) por los géneros musicales, transgrediendo patrones y, con evidente dominio de las reglas universales de la música, combina ritmos africanos con armonias vanguardistas. !Hay que escucharla y verla!


Esta compositora y arreglista autodidacta es una exquisita conversadora. !Deslumbra! ante la mutiplicidad de Buikas que habita y que advienen a través de su palabra transformadora frente a la rigidez de los convencionalismos que pretenden caracterizarla y enmarcarla en la reproducción detenida de un perfil. Al contrario, se escurre desarmando significados y provocando otros conciliatorios repletos de matices que convergen de manera que coloca a su interlocutor frente a una multiplicidad fresca y auténtica de Buikas inatrapable en conceptos y tendencias. Literalmente las lleva al hombro, cubriendo la piel de su brazo !tatuadas! la tribu matriarcal que mantiene el apellido Buika, nombre de la raíz de un árbol guineano de raíces múltiples como la Ceiba.


Dice que de su madre aprendió a escuchar las grandes voces del jazz, y desde la ventana de su casa y por la radio se colaron las coplas y músicas que alimentan su cante. Fue así, por esa via, que le llegó el tema Puro Teatro del maestro Don Tite Curet Alonso uno de los escogidos en sus primeras producciones y que forma parte de su extenso repertorio.


Son cinco las trabajos discográficos que recogen la trayectoria artistica de esta diva que evidenció de niña su talento musical. El más reciente El último trago editado por Casa limón en el 2009 cuenta con las prodigiosas manos del pianista cubano Chucho Valdés y nace en homenaje a la legendaria cantante mejicana Chavela Vargas y al reconocido pianista cubano Bebo Valdés por sus 90 años de vida.


Puerto Rico será la antesala al cierre de la extensa gira artistica que la cantante inició a mediados de octubre pasado por una veintena de ciudades de Norte America luego de haber culminado con otro periplo por Europa que incluyó, entre otros, eventos su participación en varios festivales de jazz.


Se acerca el momento y desde Nueva York, ciudad que visitó brevemente para promocionar la gira actual, conversó telefónicamente con En Rojo sobre su banda Trío que la acompaña, sobre Cuba, la africanía y su experiencia en la Antilla Mayor donde se concretó El último trago en los estudios Abdala en la ciudad de La Habana, nuevamente de la mano de su mentor y producror Javier Limón.
¡Escúchenla!


Qué nos traes Buika. Háblanos sobre tu banda y los músicos que te acompañarán en tu concierto.
Me acompaña un grandioso pianista, maravilloso y mejor persona que se llama Iván Melón Lewis, luego está Dany Noél, bajista genial, divertidísimo y luego viene una persona que me dejó muy impresionada, un cubano que se llama Fernando Favier que desarrolló el toque de cajón flamenco y lo hace con la combinación de su identidad cubana, con ese contraste hace cosas maravillosas.


En cuanto al repertorio, reconozco que para mí los discos son una excusa para encontrarnos. Me gusta mucho que el escenario sea libre. Así que, habrá algunas canciones de El último trago, otras del trago siguiente, otra de los tragos que ya me tomé y así vamos alli disfrutando.

Háblame de ese lado tuyo como escritora. Por ejemplo, del tema Ay, Primavera.
Ese tema lo escribí cuando de repente me di cuenta que yo tenía el poder de decir !no! y esto es un paso hacia la madurez. Porque cuando se es joven tu palabra “no” y tu palabra “sí” sirven pero no tienen peso. Entonces, cuando descubrí que mi “no” tenía peso, me costó unas cuantas canas pero lo conseguí. Fue así como escribí esa canción.

Llegaste a grabar en tu primera producción discográfica un tema de don Tite Curet Alonso Teatro. ¿Cómo llegó ese tema a ti?
A través de mi madre. Mi madre ha sido la precursora de las grandes músicas en mi casa. Siempre utilizaba las canciones para solemnizar su dolor. Para esconder el amor que perdió. Ella escuchaba las canciones y se ponía a llorar y decía ‘qué canción más bonita’ y ahora que soy mayor descubro que lloraba por la añoranza de mi padre. Por lo que la música en mi casa fue algo siempre muy grandioso. Yo detrás de la música logré desaparecer del mundo de las sombras, de la obscuridad, de la ignorancia. Fue la música la que me llevó a la luz del saber, y así como la música, la pintura, la literatura y sobre todo la arquitectura. Tengo del arte la sensación de ser la única religión legítima que existe pues es la única que unifica a todos los seres humanos. Las demás religiones nos separan, no se hablan, no quieren comulgar juntos, no quieren entenderse. El arte en general es la única religión legítima que nos une a todos.

¿Qué es cantar para ti, de dónde sale esa energía tan poderosa?
Si yo te pudiera decir que vuelas. !Eso es! Cantar para mí es volar. Es desaparecer del castigo de la carne. Cuando de repente te reconoces en la prisión de la carne entonces tienes que reconocer los valores armónicos, las barreras de los compases, las leyes, pero cuando de repente te vas y vuelas ya no hay barreras de compases, no hay obligaciones armónicas, ya no hay nada.

Nos gustaria que compartieras tu experiencia en Cuba.
Cuba es un país que ocho días no te bastan. No había estado antes pero, tengo una vinculación con Cuba muy especial porque soy descendiente de cubanos. Me enteré hace poco que soy de los Balboa expulsados de Cuba y enviados8 a África. Cuando pisé Cuba me sentí muy emocionada y no sabía porqué. Sentí que tenía algo allí. En las caras de las personas vi a los míos, a bubes, a nigerianos, a una gran cantidad de representantes de tribus africanas los vi en sus rostros sin que ellos lo supieran.


Yo soy africana de origen, educada dentro de la tradición. Obviamente sabemos que de Cuba siempre se explota ese lado africano que tú no ves allí. Eso me surprendió.
Cuando llegué a Cuba me quedé alucinada y tan feliz por encontrarme a un país nuevo. Realmente a Cuba le esperan 100 años de felicidad y de alegría tan grande.
Ahora, reconozco que no me encontré a África allí. África está en París, en Madrid, en Nueva York en donde me acaban de entrevistar dos periodistas africanos para una emisora africana. Pero en Cuba no hay emisora Africana, ni ningún africano caimán por las calles, ni a nadie hablando de su primo que esta en Senegal.
En Cuba, los africanos están en los museos, en el folclor y en los cuatro o cinco que la estudian y mantienen una vinculación académica.


Lo que me gustó de Cuba fue que Cuba es de los cubanos. Con pasado cubano, presente cubano y un futuro maravillosísimo cubano. Con reminiscencias africanas en su folclor porque hace muchos años tuvieron alguna vinculación con África pero comunicación entre África y Cuba no hay. Que tampoco me molestó. Al contrario, me dije Cuba es un país nuevo que va a poder tomar los referentes de sus propios recuerdos. Curiosamente, los africanos están enamorados de Cuba y de los cubanos. A nosotros nos fascina su gente y su tierra. Porque nosotros sí nos reconocemos allí. Te digo que yo me encontré a un pianista que me encanta que se llama Ramoncito Valle y entonces le hablé en lengua maternal, en “bube” y no me entendía y yo menos que no me entendiera. Le dije pregunté (incrédula) pero no eres bube? Luego me dijo !no, yo soy cubano!. Realmente muy pocos cubanos te saben decir de qué parte de África vienen sus antepasados.
Pero Cuba a mí me fascina. A lo mejor paso alli estas navidades, las pasaré entre Puerto Rico y Cuba.

Y sobre tu experiencia con el maestro Chucho Valdés.
¡Qué hombre más maravilloso! Es una deidad. Me hizo sentir muy cómoda. Me hizo sentir que tenía razón cuando digo que maestros somos todos. Cada uno de lo que sabe. Tu no me puedes enseñar nada pero yo puedo aprender mucho de ti. Porque al final el maestro es uno mismo. Uno decide cuál información creer y cuál no. Y eso es algo que pude disfrutar con Chucho y su trío maravilloso. Estuvimos en su casa, con su niño, su compañera. Fue todo muy lindo incluyendo el País porque aunque esté muy destruido arquitectónicamente no deja de ser precioso.

Por la representación que me ofrecen los medios de ti tanto en las entrevistas como en tus grabaciones y presentaciones artísticas percibo a una Buika contestataria, que a la vez se deja llevar y defiende sus posiciones. Aunque suena contradictorio, tal parece que no lo es. ¿Qué tienes que decir a esta percepción que tengo sobre ti?
Siento realmente que cuando una persona te hace hablar, te hace decir lo que dices, cuando dicen que he aprendido mucho de ti por lo que dices, de repente soy como un espejo. Si luego hablo con otra persona quizás no le digo lo mismo. Esto te lo digo a ti
Siento que ese valor, esa fuerza, esa energía de información me la estás trayendo tú. O sea, yo siento, por mi parte, que eres tú la que me está ayudando a mí. ¡Yo te miro y me veo!.

¿Conoces músicos puertorriqueños?
En estos dias me pasaron un poquito de música de un grupo que se llama Calle 13. ¡Maravilloso! Me pregunto, porqué no lo puedo oir desde Mallorca o desde un pueblo en Ávila. Recordemos que la música nos ayuda a seguir, a entender, a sentirnos bien, a quitarnos culpa, a dejar de ser víctimas.

Fuente: http://www.claridadpuertorico.com

No hay comentarios: