24 mar. 2010

ENTREVISTA A CONCHA BUIKA PARA LA REVISTA "Sala de Espera Colombia"


Por sus venas no corre sangre sino música, letras, fotografía y arte; respira una femineidad que para nada riñe con su autodefinición de bisexual, trifásica y tridimensional, aunque sólo Dios sabe qué significa eso exactamente. Así camina por el mundo esta mujer, cantando con el corazón. Su próxima parada es Colombia, donde presentará su homenaje a la gran Chavela Vargas junto a otro de los grandes, el maestro Chucho Valdés. Si no ha tenido la oportunidad de escuchar su música, le recomendamos ampliamente hacerlo, o al menos comenzar por leer esta entrevista llena de frases como flechas certeras, rebosadas de lógica y enseñanzas, que seguramente calarán hasta en los más tenaces. Una española con estuche de africana, alma de gitana y huellas de leyenda

Por Santaladiabla

-Tus visitas a Latinoamérica han sido pocas en comparación, por ejemplo, a los periplos que has hecho en Europa. ¿Te sorprende la cantidad de fanáticos que tienes por estas tierras?

-Siempre me sorprende que la gente se acerque a escucharme. Debería estar acostumbrada, pero afortunadamente sigue emocionándome. Latinoamérica es una tierra a la que llegué más tarde, pero mis viajes son cada vez más frecuentes. Este último disco, por ejemplo, lo grabé en Cuba y no en España, y ya lo he presentado en varios países como México o Argentina.

-Premios, nominaciones, múltiples invitaciones a festivales, elogios sin parar… ¿Qué significan tantos reconocimientos y ovaciones para una mujer como Buika?

-¿Significará que voy por el buen camino?

-Los discos que has hecho son muy distintos uno del otro. ¿Qué puedes contarnos de tu próximo proyecto musical y cuándo volverás a las canciones y ritmos de principios de tu carrera, más house o vocal trance? También extrañamos a esa Buika... ¿no la extrañas tu?

-No tengo tiempo de “extrañarme”. El Último Trago es muy reciente, ahora hay que disfrutarlo y llevarlo a los públicos del mundo. Los otros estilos siempre están conmigo. Es música, y la música convive conmigo desde que amanezco hasta que me voy a dormir.

-Como una fiel seguidora de tu arte, puedo asegurar que El Último Trago fue un trabajo maravilloso por decir lo menos. Sin embargo, imagino que no es la primera vez que te preguntan por una segunda parte en la que se incluyan temas como “Macorina”, “La llorona” y “Paloma Negra”, entre otros. ¿Han pensado hacer un volumen dos?

-Ni te imaginas lo difícil que fue elegir el repertorio. A mí, como a ti también, se me han quedado muchos temas fuera. Pero creo que los que elegimos son muy acertados y representan el espíritu de Chavela, que es a quien homenajeamos. De momento, no tenemos pensada una segunda parte.

-¿Cuando visitas un país, procuras conocer o investigar algo del talento musical autóctono? ¿Conoces o sigues en particular a algún artista colombiano o a varios?

-Generalmente, las visitas a los países son muy intensas, no paro de trabajar. En mis ratos libres, por supuesto, trato de ver lo que “se cuece” en cada sitio. Colombia tiene grandes talentos. A mi, particularmente, Juanes y Jorge Villamizar me parecen grandes compositores. En España hay devoción por Juanes y por Shakira, a quien también admiro y sigo mucho.

-Chavela es un icono mexicano. Un patrimonio cultural del mundo. ¿Cómo te recibió el público en México con El Último Trago?

-El público mexicano me recibió con los brazos abiertos. El disco funcionó estupendamente y eso se transmite en los directos. México es un lugar muy especial para mí por el público, porque es donde vive Chavela y porque me he sentido como en casa. Siempre estoy deseando volver.

-Vienes en el marco del Festival de Teatro en Bogotá. ¿Cómo se dio esa visita y qué expectativas tienes para tus conciertos en Colombia (Bogotá y Medellín)?

-Yo no sé si los colombianos sois conscientes de lo que significa el festival en el resto del mundo. Todos lo vemos como uno de los mejores y, por supuesto, todos queremos ir. Este año el privilegio me ha tocado a mí, así que espero que el público nos reciba muy bien y, sobre todo, que les guste lo que vamos a presentar.

-Miraba en la página que tienes una agenda armada hasta finales de noviembre. ¿Qué tan duro es estar lejos de casa tanto tiempo? ¿Cómo haces con tu hijo, con tus quereres?

-Lo llevo fatal. Soy muy casera y las giras, además de tenerme fuera mucho tiempo, son agotadoras. Pero no me quejo, al contrario: me siento afortunada de ser recibida en lugares tan distintos, con gente que se acerca a escucharme y ni siquiera habla mi idioma. Es la magia que tiene la música. Mi hijo está siempre bien cuidado en España. Cuando estoy fuera, hablo por teléfono con él varias veces al día.

-Hablas de machismo dentro del mundo del arte, de la industrialización de los sentidos, de la soledad siempre presente y del dolor como un proceso necesario; todo en el marco de la celebración del mes de la Mujer. ¿Cómo celebra Buika ese “ser mujer” por encima de todo?

-Celebro el Día de la Mujer todos los días de mi vida... y creo que todos y todas deberíamos hacerlo. ¿Hay día del hombre, acaso? Creo que lo celebran a diario, no busquemos nosotras diferenciarnos. De todas maneras, a duras penas celebro el cumpleaños de mi hijo. Para las demás fechas, soy un desastre.

-Hay una reedición de tu anterior placa -Niña de Fuego- que incluye poemas escritos por ti y que podían leerse en buika.net. ¿Qué pasó con la página, por qué ya no tenemos acceso a ellos? ¿Cuándo podremos comprar tus libros en las librerías? Cuéntanos un poco sobre esa faceta como escritora.

-Mi web sigue vigente y mis poemas se pueden leer en www.buika.casalimon.tv. Ahora estamos haciendo una web integral de Casa Limón donde, además de poemas, fotos e información general, hay más lugar para la parte audiovisual, en la cual trabajo arduamente desde hace tiempo. Tengo muchas ganas de publicar un libro; de hecho, estoy terminando uno de poemas con fotos tratadas y pintadas a mano, a ver cuándo pasa la famosa crisis y encuentro forma de darle salida a esa faceta creadora. Parece que, si te dedicas a la música, es más difícil hacer otras cosas.

-¿Eres tú misma quién escribe en Twitter y en Facebook o no se te da mucho esa onda tecnológica?

-Depende de lo liada que esté. A veces soy yo directamente y otras veces le paso la información a mi equipo y ellos me la suben. La tecnología y yo somos más amigas en el ámbito del logic que en la onda cibernética.

-El tema que compartes con Nelly Furtado en su nuevo disco habla de una mujer “fuerte” que, a pesar del miedo, de lo oscuro, tiene el valor para enfrentar la pérdida de un amor. ¿Siempre has sido así al enfrentar los golpes duros de la vida?

-Qué remedio... Todas somos fuertes para enfrentarnos a los golpes de la vida. De lo contrario, las mujeres no hubiéramos sobrevivido en este mundo inventado por hombres y diseñado para ellos. Siempre me he enfrentado a las cosas sin miedo, con una mezcla de realismo e inconsciencia maravillosa.

-¿Cómo será el show que realizarás?

-Eso es algo que jamás te puedo decir con tanto tiempo… Todos mis conciertos son especiales. Preparamos un listado de canciones orientativo poco antes de subir al escenario, pero después, todo depende de lo que me haya pasado ese día... de cómo esté... de lo que haya vivido... de lo que me pida la tribu... del latido de los músicos... de mi propio latido... depende de tantas cosas lo que pase y lo que cante en un concierto, que es imposible que te conteste a esa pregunta. Solo sé que intentaré cantar con el corazón, que es lo único que sé hacer.

-¿Cuál será tu agenda en Bogotá y Medellín?

-Me temo que yo no hago planes con antelación... A mí, los planes me los dan hechos. Sé que tengo bastantes compromisos de promoción y me encantaría disfrutar de alguna cosa del festival porque, como te decía antes, es uno de los más importantes del mundo. Tengo muchas ganas de cantar en Medellín ya que allí vive la familia de mi médico y amigo Tomás Zapata, y él me ha hablado maravillas de su ciudad.

Lea y Descargate legalmente y gratuitamente la revista en versión electrónica: AQUÍ

Fuente: http://co.revistasaladeespera.com

No hay comentarios: