31 oct. 2009

CRÓNICA: Concha Buika convierte la presentación de su cuarto disco en acontecimiento (elpais.com)

Comparece en los teatros madrileños una docena de veces al año e impone a sus lanzamientos discográficos un ritmo casi estajanovista, pero Concha Buika ha logrado en poco tiempo que sus presentaciones se conviertan en auténticos desfiles de la progresía beautiful.

Concha Buika

La cantante dedicó el concierto a Madrid, "la ciudad más maravillosa"

La platea del teatro Coliseum se convirtió anoche, otra vez, en el reino del bisbiseo: los hermanos Almodóvar se te han sentado delante, la que asoma allá enfrente es la ministra Aído, Leonor Watling siempre tan discreta, ¿no es Rossy de Palma quien masca chicle y acciona el vídeo del iPhone desde la fila seis? Movilización general para asistir al alumbramiento de El último trago, cuarto título de esta mallorquina-guineana que ayer decidió dedicarle el concierto íntegro a Madrid -"la ciudad más maravillosa, y eso que yo visito muchas"-. Además de la cerveza gallega que la patrocina, a este paso la vemos como consejera delegada de la próxima candidatura olímpica.

Para lo bueno y lo malo, Buika se mueve bajo los parámetros de lo imprevisible. No hay dos conciertos suyos siquiera parecidos porque el rango de prestaciones abarca desde lo mediocre a lo casi sublime. Concha es capaz de presentarse en el teatro con la hora pegada al culo -"¿por qué nos gusta tanto hablar de culos?", se preguntó anoche en escena-, acumular un retraso considerable, quedarse en blanco a mitad del tema Soledad o transformar nada menos que Volver, volver, el atribulado clásico de Vicente Fernández, en una pieza pretendidamente cómica, con añadiduras a la letra como "Mi corazón estúpido y acojonado".

Las risotadas se extienden por las butacas, pero alguien (Javier Limón, el productor, por ejemplo) debería advertirle de que algunas ocurrencias no tienen maldita gracia.

A Buika le honra consagrar su nuevo álbum a la figura y repertorio de la gran Chavela Vargas, y hacerlo en vida de la nonagenaria mexicana.

Cosa distinta es que estas 13 rancheras cubanizadas constituyan el mejor tributo posible. Concha las grabó en La Habana junto a Chucho Valdés en apenas 11 horas, pero el estupendo Iván Melón Lewis hace olvidar al pianista original. Escuchando la emoción, sólo a voz y piano, de El último trago o Las ciudades se intuye que a esta cantante tantas veces desbocada le vendría bien convencerse de que menos es más.

Fuente: http://www.elpais.com

Nota personal: Concha es grándisima y ella siempre tiene un gran respeto a la música tanto a sus propias canciones como las de otr@s y me gusta mucho su versión de volver, volver con toque cómico como dice el pais.

Concha Buika presenta su nuevo disco con dos conciertos en Madrid

Sus raíces son guineanas, su piel es negra y canta copla, una carta de presentación explosiva con la que Buika empezó a sonar en España. 'El último trago' es su último disco. Canta a Chavela Vargas, con quien la relación empezó fatal.

Se encontraron por primera vez en Madrid. Iban a compartir escenario junto a Martirio, pero Chavela Vargas pidio a Buika que le cantara un poco antes y no la dejó ni acabar.

El imposible carácter de Chavela no le impidió rectificar. Tiempo despues la escuchó en un concierto en México y enmendó su error.

"El ultimo trago" es su cuarto disco. Un toque mexicano a una exótica carrera. Comenzó a darse a conocer cantando copla aunque para sus allegados la sorpresa no era sólo que se atreviera con este género.

Pero como ella misma dice, no se canta con la voz, sino con el deseo y con esas ganas presenta este fin de semana su nuevo disco en el madrileño teatro Coliseum. Esta noche, repite.

Click aquí para ver el video: ANTENA3

29 oct. 2009

BUIKA CANTANDO "DE UN MUNDO RARO" EN SANTIAGO DE COMPOSTELA (28-10-2009)



Concha Buika: "No se puede componer pensando en un Grammy, preocupa más lo lúdico que el arte"

La mallorquina rinde hoy homenaje en el Auditorio a la legendaria Chavela Vargas con su nuevo disco 'El útimo trago'. Con este concierto comienza el ciclo Jazz Zaragoza 2009.

Cada año mantiene un encuentro con Chavela Vargas para echar 'El último trago', como proclama el título de este repertorio de doce canciones de la 'diosa mexicana'. Concha Buika, con esa sonrisa que le caracteriza, explica que este gesto significa todo lo contrario a una despedida, porque cualquier "último trago siempre precede al siguiente, y aunque puede servir para cerrar la puerta a algo, como el miedo, se abre a cualquier otra cosa". Habla a bocajarro de los vaivenes de la vida y el amor y no se muerde la lengua al lamentar la situación actual que atraviesa la música, en la que "una cantante desafinada llega a ganar un Grammy". Hoy actúa en una sala Mozart (21.00) y abre el ciclo de jazz por el que pasarán Bela Fleck & The Flecktones y Brad Mehldau, entre otros.

Tras escuchar el disco nadie diría que nació de ese desencuentro en el que Chavela no dejó que usted y Martirio cantaran con ella. ¿Cómo recuerda este episodio?

No creo que fuera realmente un desencuentro. Lo que yo tuve con Chavela es otra cosa, porque se trata de una mujer que tiene muy mala leche. Simplemente fue que a Chavela le entró la pájara porque ella quería demostrar que podía sola. ¿A quién tiene que demostrarle eso, si lleva mogollón de años enseñándonos que es una fiera de los escenarios?

¿Qué conexión especial ha existido después entre ambas?

Amor y música, compartimos las mismas pasiones.

Chavela ha dicho de usted que es como "su hija negra", ¿no es demasiada responsabilidad?

Me sorprendió mucho, pero es un tremendo orgullo, responsabilidad no, porque continúo siendo yo y ya está. No estoy haciendo nada que se escape a mi comportamiento, forzándome a algo ajeno a mí. Yo soy así.

¿Por qué nunca quiere decantarse por una de las canciones de Chavela?

La mejor es siempre la que está por escribir. Chavela, a sus 90 años, está constantemente creando, no para. Después de escuchar el disco ya se había inventado un poema, 'Pasión', que me recitó.

Lo han grabado en apenas once horas de frenesí, ¿han querido dar una lección?

Después contar con la colaboración de músicos tan grandes como el maestro Chucho Valdés un trabajo no se puede tratar como el de los músicos que tienen miedo al error. Nosotros estamos siendo fieles a la realidad.

Usted ha mostrado en más de una ocasión su malestar por el panorama musical actual, ¿tan lamentable es su situación?

Hay mucho 'show business' y espectáculo puro y duro... Ni el arte ni la música han estado nunca en crisis y no lo estarán. Lo que está en crisis es el mundo del arte. Si hacer las cosas como se han hecho hasta ahora ha conducido hasta donde estamos, un lugar en el que nadie se siente cómodo y nadie está bien, será porque en algo nos hemos equivocado. Cuando uno se sienta a componer un tema no puede estar pensando en un Grammy, sino en lo que su cuerpo le pide que cuente. Nos hemos estado preocupando demasiado por aspectos lúdicos y estéticos.

Chavela afirma que su único amor es la música y el resto son amantes. ¿Comparte esta filosofía de vida?

Ella es una provocadora. Mirado desde un punto de vista místico puede ser así, pero desde un punto de vista físico y real no. Para que tu vida y tu casa se sostengan y tú puedas estar en esa ensoñación creativa tiene que haber alguien, que para muchos de nosotros no lo hay, pero no te voy a engañar, soñamos con que lo haya.

¿Para cuándo ese próximo último trago?

En noviembre vamos a Cuba otra vez y me está esperando. Le han nacido cachorritos a su perra y le he prometido que me llevaría uno, que me acompañará durante toda la gira.

Fuente: http://www.heraldo.es

SEGUNDO CONCIERTO DE LA GIRA PRESENTACIÓN DE "EL ÚLTIMO TRAGO" EN ZARAGAZA HOY

La cantante de coplas Concha Buika ofrecerá un concierto en Zaragoza donde interpretará las canciones de su último disco "El último trago" en el que homenajea a la cantante mexicana Chavela Vargas.

El concierto tendrá lugar este jueves 29 de octubre en la Sala Mozart del Auditorio Zaragoza dentro del Festival de Jazz a partir de las 21.00 horas. Las entradas están a la venta en la taquilla del Auditorio, o en entradas.com

Fuente: http://www.europapress.es

El ultimo trago debuta al #8 en la lista oficial ventas (Promusicae) de Albums España

El nuevo disco de Buika debuta en el puesto número 8 en la lista oficial de ventas de Promusicae, que no está nada mal para los tiempos que corren y compitiendo con grandes discos que acaban de salir al mercado.



Fuente: http://www.promusicae.es

ENTREVISTA A BUIKA EN EL PROGAMA "BOS DÍAS MAGAZINE" DE TV GALICIA






(para que se reproducta bien el video se recomienda usar INTERNET EXPLORER)
para visualizar el video click: AQUÍ

La grandísima artista Concha Buika, que ayer actuó en el Multiusos ante un numeroso grupo de fans de su peculiar música

Reportaje en el Dado Dadá con Concha Buika

MULTIUSOS DE SAR. La grandísima artista Concha Buika, que ayer actuó en el Multiusos ante un numeroso grupo de fans de su peculiar música, se lo pasó en grande durante su breve estancia en la capital gallega gracias a dos anfitrionas de primera, además de, claro, los responsables del recinto de Sar. Ellas fueron la periodista de TVG Belén Baños y la empresaria Carmen Eixo, dueña del legendario club de jazz Dado Dadá, en la calle Alfredo Brañas, donde la cantante dio a conocer las características de su nuevo trabajo discográfico, El último tango. Un equipo de TVG grabó varias escenas con Buika en el Dado y emitirá un reportaje sobre la estancia de la cantante en Santiago en la Revista Fin de Semana. No se lo pierdan, forasteros.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es

ROBERTO FREYMANN ENTREVISTA A CONCHA BUIKA EN EL PROGRAMA S-COOL TV

28 oct. 2009

(Maravillosa entrevista realizada por allaboutjazz.com) Concha Buika: el canto necesario

Return to home page

No es Ben Ratliff un crítico con tendencia a la grandilocuencia y al adjetivo gratuito, no. Pero el pasado 18 de octubre, su reseña en The New York Times del último disco de Concha Buika (Palma de Mallorca, 1972), El último trago (Warner, 2009), desmiente su estilo: tras comparar la voz de Buika con la de Nina Simone, aunque considera la de la mallorquina "más flexible y virtuosa," Ratliff escribe esta frase demoledora, esencial: "El canto de Buika puede llegar a ser tan inflamado que, aun a pesar de lo bueno que es, a veces tienes la tentación de detener el disco para tomarte un respiro." Ese mismo día, en el londinense The Times, otro crítico de prestigio, Clive Davis, empieza su reseña del disco de este modo: "¿Hay acaso una voz más poderosa en toda la música popular?" Ahí queda eso.

Concha Buika, mallorquina de ascendencia guineana, charla con All About Jazz en Barcelona pasadas las diez de la noche, tras un día maratoniano que ha empezado con rueda de prensa en Zaragoza y ha terminado con más de una decena de entrevistas a sus espaldas. Ha respondido ya unas cuantas veces, en unas cuantas lenguas, a la pregunta "¿con quién te tomarías el último trago?" y ha aparecido en unas cuantas televisiones cantando a cappella como única respuesta. Por todo ello, teniendo en cuenta la hora y la ciudad en la que estamos, se impone una cena (no la última, claro).

Y cenando, frotando el ajo y el tomate en el pan (antes de añadirle, en este orden sagrado, la sal y el aceite), ella y su mánager, Mariana Gyalui, recuerdan entre risas la conversación telefónica que mantuvieron el domingo en el que aparecieron esas críticas. Todas las personas relacionadas con el disco estaban eufóricas por las palabras recién publicadas de Davis y Ratliff. Buika también, aunque a su modo: "Yo estoy contenta porque todos vosotros estáis contentos, ¿pero esto quiere decir que voy a tener dinero para poderme comprar el subwoofer que me gusta?." Ésta fue su reacción ante el alboroto.

Primavera en La Habana
Flashback. Abril del 2009. La Habana, Cuba. Buika y su productor, Javier Limón (en cuyo currículo figura Lágrimas negras, la célebre reunión entre el gran Bebo Valdés y el cantaor flamenco Diego El Cigala), acaban de llegar a la capital cubana. Les espera Chucho Valdés, a cuya casa acuden para empezar a trabajar los arreglos que el hijo de Bebo ha escrito para su proyecto en común, un singular homenaje a la cantante mexicana Chavela Vargas a través de algunas canciones clave de su repertorio. Es en casa de Chucho donde empiezan los ensayos, y ahí les recibe el pianista con su imponente Steinway tropicalizado (cuando Chucho dice que tiene uno de los mejores Steinway que hay en el mundo en su casa habanera, no hay que dudar: lleva razón). Unas horas después, Buika le dice a Limón: "Oye, que bolo más bonito ha salido..."

Hay un latiguillo con el que Bebo Valdés se refiere a su hijo Chucho: "Es el mejor pianista del mundo." Inmediatamente añade que, aunque quede "feo" que él diga eso porque es su padre, se reafirma en su frase porque no conoce a nadie que pueda enfrentarse a tantos estilos distintos como Chucho y salir siempre con éxito. En efecto, sólo dos días después de ese primer y único ensayo, Chucho y su cuarteto entran en los estudios Abdala, en el barrio de Miramar, con Buika. Los pocos privilegiados que estuvieron allí todavía recuerdan los escalofríos que se fueron sucediendo en apenas 11 horas de grabación. Al estilo antiguo, Buika canta al mismo tiempo que los músicos tocan. Al estilo de ella misma, Buika improvisa y se adapta a cualquier cambio que le sugiere Chucho. "Si bajamos medio tono aquí, quizá funcione mejor, ¿qué te parece?," le sugiere el pianista. "Sí, es verdad, tiene razón, maestro." Y Buika clava la nota, y los ritmos, sin un solo titubeo, al instante. Live, en directo, en carne viva. Las emociones confunden los sentidos de quienes están allí. En La Habana, El último trago empieza a ganarse los elogios de Clive Davis y Ben Ratliff.


Caminando hacia el abismo
Regresemos a nuestra cena. Buika presenta este otoño la gira de celebración de El último trago, sin Chucho pero con los músicos también cubanos que comparten con la cantante sus aventuras y su recorrido desde hace años: Iván Melón Lewis (piano), Dany Noel (contrabajo) y Fernando Favier (percusión). "Yo tengo tendencia a irme hacia el abismo, así que necesito a gente que me siga hasta allí," sonríe Buika. El abismo como elemento capital de la poética de una artista a la que no es osado comparar con las más grandes, con Billie Holiday, con Édith Piaf, con la misma Chavela a quien rinde ahora homenaje. Lo escribe Pedro Almodóvar, con arrebato cinematográfico, en la apasionada nota que firma en el disco: Buika y Chavela "pertenecen a una estirpe de cantantes que ya no existen." Para el cineasta, la mallorquina "es una cantante larga, como dicen los flamencos. Le caben muchos estilos y en todos resulta original y conmovedora."

No son palabras baladíes. Conmover es el objetivo número uno de Buika. "Soy un soldado del frente. Dirijo mi canto a quien más lo necesita," cuenta. "El público viene a un concierto —argumenta— porque tiene una necesidad. No la de adorar al artista, a la diva que está en el escenario, sino la de reencontrarse consigo mismo, con sus sensaciones, con sus emociones." Para la cantante, la audiencia es parte esencial de su propuesta: "Por supuesto, yo normalmente sigo al público, y nunca sabes lo que te va a pedir. La sensación de sala, la acústica, el ambiente de esa noche, es lo único que nos guía. Un músico tiene que ser, sobre todo, un gran oyente." Y tomar riesgos en el escenario: "En las giras te enamoras en profundidad del artista que está al lado."

En los múltiples estilos que le caben a Buika, el jazz le sugiere libertad. "Los músicos que no se tienen miedo dentro de la música ni a la música son los que tienen más libertad. Yo presumo de esa libertad, y siento que estoy en la música, sueño que seré la música." "Sin la música seríamos personas tristes —sigue—. Tendríamos la mirada de las personas que hacen trabajos en serie. Y si tuviéramos que cantar cada día lo mismo de la misma manera, tendríamos esa mirada." ¿Y cómo consigue ella esa alquimia del riesgo? "Yo lo único que hago es ser quien soy," responde. "Es una gran responsabilidad ser uno mismo. La tenemos todos, porque todos somos artistas."

No le gusta a Buika la pose de estrella. De hecho, confiesa, su auditorio ideal sería aquel en el que el camerino estuviera conectado con su habitación de hotel. "El artista confía más en la proyección de sí mismo que en su ser. Y al artista lo fabrica el deseo, el hambre." "Parte de la crisis de la música y de las artes —continúa— ha sido victimizar a quien no le pasa nada. A veces alguien me compadece: 'Uy, pobrecita, cinco entrevistas en una hora.' Pues en el mismo tiempo que yo estoy ahora de promoción mi madre había limpiado 40 habitaciones de hotel y había regresado andando a casa para, en lugar de descansar, ponerse a educar a todos sus hijos."

Buika conoció a Chavela Vargas precisamente a través de su madre. "Mi madre fue mi primer amor. Ella es africana de tribu, para ella toda la música es lo mismo. Chaikovski, rock, música africana, jazz... Ella siempre se ha sentido dentro de la música y no se ha preocupado nunca de las etiquetas, y así me enseñó a mí." "Quizá el paralelismo es absurdo —reflexiona—, pero que yo sepa no hay mecánicos especialistas sólo en utilizar la llave inglesa, o el destornillador, ni escritores especialistas en la h y otros especialistas en la j." Así, gracias a su madre conoció a Chavela, además de, y sobre todo, el dolor sublimado por la música: "Cuando mi padre se fue ella la escuchaba mucho, a Chavela y a unos cuantos más. Y yo luego la redescubrí cuando empecé a sentir también el golpe del desamor."


De su infancia mallorquina, la cantante recuerda que ella siempre fue "un trasto." "Siempre he destacado por ser un desastre. Era una chavala torpe, de barrio. Me siento incómoda ahora mismo," reconoce ante la proyección pública de su figura. Su biografía oficial cuenta que cantó en clubes y bares de Mallorca y que en el 2000, "no se acuerda muy bien cómo y por qué, llega a Las Vegas, donde trabaja en casinos como doble de Tina Turner y The Supremes." A su regreso a España, prosigue el relato, se instala en Madrid y graba su primer disco, Buika (Dro East West, 2005): "En el estudio de grabación le gana el pulso a cuatro productores empeñados en imponer un estilo reconocible," ironiza la biografía.

Culpables y víctimas
Buika se curte por aquel entonces en los clubes de Madrid: "A veces cantaba para tres personas: dos eran mis primas y la tercera quien me había acompañado," recuerda. Aun así, siempre fue fiel a su credo: "Somos todos público. Todos estamos en un acontecimiento en el que somos a la vez culpables y víctimas. Es todo tan romántico, tan poético, tan civilizado y selvático a la vez... Yo nunca pude coger el dinero de un bolo. Había noches que eran tan salvajes que me daba angustia recoger el dinero, lo poco que me pagaran entonces. Cantabas a veces a la arruga de la frente de quien estaba en primera fila." Hoy Buika ha grabado tres discos más a su nombre, siempre con Javier Limón como productor y cómplice: Mi niña Lola (2006), Niña de fuego (2008) y El último trago (2009). Ya no frecuenta la vida nocturna —"es aburrido, un tostón al cuadrado, mandíbulas batientes contando tonterías"—, pero sigue saliendo al escenario con su máxima picassiana: "Soy una nota que encuentra, no que busca." ¿Qué cree que siente la gente cuando la escucha y la ve cantar? "No lo sé, yo todavía no entiendo qué pasa —responde—. Se me acerca la gente y me dice tales cosas que me da susto, porque no lo entiendo."

Estamos al final de la cena. Nuestro último trago es (por esta noche) un vino tinto de la región catalana del Penedès. "Muchos han asociado lo del último trago a la muerte, pero yo no lo veo así: el último trago es el que precede al siguiente. Es despedirse del miedo, cierras algunas cosas y abres otras." [Dio otras pistas su productor, Javier Limón, en una conversación este verano: "Todavía no se ha visto ni un 20% de lo que ella puede hacer. Todavía no se la ha escuchado bien, por ejemplo, cantando estándares de jazz en inglés."] Pero ahora es el momento de saborear El último trago, con una gira que la lleva por distintas ciudades españolas, París, México y Argentina. El asalto a Estados Unidos tiene también fecha: otoño del 2010.

¿No le abruma el éxito?, le pregunto echando mano, ay, de un tópico. "El éxito es que mi niño sonría, que mi gente esté contenta, que en mi casa haya paz. Vender, el dinero, son vicisitudes de la vida." ¿Y no hay miedos? "No tengo miedo de mí misma, ni del juicio que se toman los otros. Jamás he tenido miedo en nada relacionado con la música. Ni a desafinar, porque eso también soy yo." "Tengo pocos miedos —concluye—. Lo digo desde la humildad, claro, pero no me da miedo no vender muchos discos, ser más o menos guapa, tener más o menos dinero. Disfruto del placer del sexo, de la carne, de la comida, de arrancar una sonrisa, de cantar —insiste— para quien lo necesita."

Y sí, Ben Ratliff tiene razón: hay que detener de vez en cuando El último trago para darse un respiro y descansar de tantas emociones. Porque el canto de Buika duele, hiere. Pero con su voz el futuro —volvemos a Almodóvar— "no puede ser tan malo como parece," mientras podamos, sentencia, "ser testigos de la evolución riquísima de esta intérprete infinita."

Fuente: http://www.allaboutjazz.com

Concha Buika: "Se ha impuesto la cultura del miedo. Ya es hora de romperla" (que.es)

Raíces nigerianas, origen mallorquí y amante de la copla. Las credenciales de Concha Buika añaden ahora la influencia de Chavela Vargas para su nuevo trabajo. Que.es estuvo con ella.

Concha Buika: "Se ha impuesto la cultura del miedo. Ya es hora de romperla"

"Las entrevistas siempre me han asustado un poco", admite Concha Buika nada más encenderse la grabadora de Que.es. "Recuerdo que siempre me preguntaban 'qué eres', y me quedaba en blanco. Nunca he podido decir 'qué soy', porque estoy en proceso de formación. He tardado 37 años en mirarme al espejo y reconocerme".

Tal vez a ella le haya costado ese viaje. Pero a su público no. Desde el primer momento en que Concha Buika irrumpió en el panorama musical con su 'Mi niña Lola', conquistó al respetable con la fuerza de una voz rota y un recuerdo a la copla que parecía extinguida.

"Que dios acoja a los que proximamente se quedarán sordos", bromea ella. "Los que seguimos escuchando, procuraremos que la copla no se pierda nunca.Tiene una cosa maravillosa, y es que antes hay que vivirla, luego puedes contarla y cantarla. Siempre ha existo copla porque existen las historias que la alimentan. Y siempre existirá"

"La copla también es pop, es rock. La copla es lo que tu cuentas cuando estas llorando, o gimiendo por placer. El rock de Rosendo, la verdad de Rocio Jurado, el color de Lola, es la carraspera de Sabina... La copla es el jazz español", afirma Concha Buika.

Ahora, su copla se ha fusionado con lo mejor de Chavela Vargas. Un homenaje a una de las grandes damas de la canción que Concha ha interiorizado como si fuera un viaje a lo más profundo de su alma. "Fue un viaje hacia el dolor. El canto de Chavela duele. Si no lo hace, es que no estás cantando, no estás siendo sincero. No se trata de afinar, sino de ser sincero. Y no consiste en decir la verdad, porque las verdades pueden ser muchas, pero sí de ser sincero".

En su caso, este viaje le llevó a una conclusión: "Descubrí que quien yo pensaba que era el culpable de mi dolor no lo era tanto, ni yo tan víctima como me creía. Tuve que enfrentarme al dolor con solemnidad. Espero que quien lo escuche pase el mismo viaje"

Ya son ganas de desearle dolor a su público. "Al contrario", se ríe con ganas Concha. "El viaje hacia el dolor siempre es un viaje maravilloso.Es un viaje de ida y vuelta, porque siempre sabes que vas a salir. Mis viajes al mundo del martirio suelen ser expediciones fascinantes y fructiferas siempre. Son dolorosas pero no dañinas".

"El juicio más doloroso es el que te haces a ti mismo, pero siempre sales triunfando. Tus palos asustan, o duelen al orgullo, pero realmente no duelen".

Su sinceridad resulta apabullante, y es que Concha Buika tiene respuestas para todo."La mayoría de las personas pensamos que nadie nos oye, y por eso no acostumbramos a decir lo que pensamos. En mi caso, creo que cuando alguien te oye, es justo decir lo que se piensa. Y resulta que nos damos cuenta de que no sabemos decirlo, porque no hemos practicado. Además, para colmo, el receptor tampoco está acostumbrado a que le cuentes lo que sientes.Es algo que tendríamos que combatir".

"El mundo está pegando un cambio extraño, y se llama a un nuevo comportamiento. La cultura del terror ha aparecido,y todos tenemos muchos miedos. Pero creo que ya hemos llegado al límite, estamos a punto de estallar y buscar la felicidad. Hay muchas puertas que abrir".

Fuente: http://www.que.es

CONCIERTO DE CONCHA BUIKA EN EL TEATRO CERVANTES DE VALLADOLID CON MOTIVO DE SEMINCI 2009

54ª Semana Internacional de cine de Valladolid (Seminci) tuvo entre otros actos el concierto de Buika en el Teatro Cervantes un concierto. Un trozo de su actuación del tema LAS SIMPLES COSAS



Info: http://www.seminci.es

27 oct. 2009

FANS Y SUS ÚLTIMOS TRAGOS (concurso)






PRIMER CONCIERTO DE BUIKA EN LA GIRA PRESENTACIÓN DE EL ÚLTIMO TRAGO EN SANTIAGO (ESPAÑA)

Concha Buika inicia mañana la gira de su trabajo «El último trago» en el Multiusos

La cantante mallorquina Concha Buika visitará mañana con su banda Santiago para presentar su último disco, El último trago , en una actuación única que tendrá lugar en el Multiusos Fontes do Sar. La cantante española dará a conocer en directo su primer trabajo discográfico con el pianista cubano Chucho Valdés quien no podrá estar en Compostela acompañando en directo a Concha Buika. El disco de estos dos artistas fue grabado en La Habana, e incluye doce temas del repertorio de Chavela Vargas. Buika, nacida en Palma aunque de familia originaria de Guinea Ecuatorial, mostrará en Santiago su particular visión de la música, mezcla de flamenco, rancheras y jazz. Las entradas están a la venta a través de los canales de Caixa Galicia (teléfonos 902 43 44 43 y www.caixagalicia.es ) a un precio de 25 euros para las plateas A y B (frente al escenario) y 21 euros para los sectores C y D (en la zona del fondo) y 18 euros para el sector E (lateral).

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es

Image and video hosting by TinyPic
Fuente: http://buika.casalimon.tv



GANADORES DEL SORTEO DE LAS ENTRADAS DOBLES


Ya tenemos los primeros nombres de los afortunados que podrán asistir al concierto de Buika en Santiago el 28 de octubre.

- Maria Vanesa Giraldes Lourido, Petelo, Mos (Pontevedra)

- Jose Vicente Anaya Roig, Valencia

- Angel Priede, Ourense

- Albert Trabal Giol, Sant Celoni (Barcelona)

- Mario López Trillo, A Coruña

- David Sopuerta Díez, Alcorcón

- Montse Rodríguez Rey, Pereiro de Aguiar (Ourense)

Fuente: http://club1906.es

Desde buikafans.net quiero felicitar a los ganadores del concurso, espero que lo disfruteis muchísimo

BUIKA CON MADRID DIRECTO EN EL COMERCIAL CAFE

JUSTO MOLINERO ENTREVISTA A BUIKA EN "EL JAROTEO" (RADIO TELETAXI)


JUSTO MOLINERO ENTREVISTA A BUIKA EN "EL JAROTEO" (RADIO TELETAXI)






´

´

26 oct. 2009

Le déchaînement tranquille de Chucho et Buika


Buika_Chucho 3 by Bernardo Doral Pleyel accueillera le 13 novembre la chanteuse espagnole Concha Buika, en compagnie du pianiste cubain Chucho Valdès. Ce dernier réfute le mot jazz pour sa musique. “Je suis un pianiste, point”. Le géant (presque deux mètres) a pourtant fondé le groupe Irakere, qui fusionna à très haut niveau le Jazz et l'Afro-Cubain. Le magazine spécialisé Jazz-is l'a désigné instrumentiste le plus complet du monde. Podium à peine surévalué pour un Monsieur à la technique hyper-fine, et au flot ininterrompu d'idées. Le public jugera sur pièces.

En attendant, voici le CD de la paire torride «El Ultimo Trago» (WEA), mélange harmonieux et flamboyant. Comme si la banquise s'était transformée en brasier.

L'album reprend une partie du répertoire de Chavela Vargas, la chanteuse mexicaine de légende, âgée de 92 ans. Célébration empreinte de respect et d'admiration. L'hommage va plus loin. Soulevée par les arrangements du pianiste Chucho Valdès, et par la production de Javier Limon, Buika, surnommée “La Fille de Feu”, démontre que les jaillissements flamenco peuvent nourrir le jazz d'inspiration cubaine. La passion commune aboutit à une remarquable qualité d'interprétation.

Par quel gri-gri latino, deux personnalités aussi marquantes que le pianiste de Quivican et la vocaliste de Palma de Majorque se sont-elles accordées? Le défi n'était pas mince. Chucho est le profil-même de l'introverti. Buika, intronisée par Chavela (“ma deuxième mère”), crache le feu. Les deux vedettes, de passage en août à Paris ont bien voulu répondre ensemble aux questions sur l'extraordinaire pari, dont le résultat enchante. Chucho Valdès, fils du célèbre pianiste Bebo Valdès, est considéré comme un des artistes majeurs de l'île (il a décroché la bagatelle de trois Grammy Awards).

Cover buika Le virtuose tempère néanmoins: «Je me considère avant tout comme un arrangeur. Les Grammies me récompensent comme compositeur, comme arrangeur et comme leader. C'est au titre d'arrangeur que je me place humblement aux côtés de Buika. Je l'admire énormément. Je l'accompagne, certes. Mais principalement, j'arrange les morceaux, comme un tailleur de vêtements. Je prends les mesures; j'assemble; je fignole; je mets la dernière touche, de sorte que l'interprète n'ait plus qu'à endosser le costume. Je m'inspire du travail de sa voix pour présenter l'habit le plus seyant... et le plus éblouissant. Je n'ai pas de mal avec une soliste de ce calibre. Son talent rend les choses plus faciles. Bien sûr, la tâche demande de s'effacer. Admettons que de temps en temps, le piano prends le dessus dans le morceau.» Il faudrait être devenu sourd pour ignorer la présence du monstre sacré.

Buika, qui ressemble comme deux gouttes de Tequila à Tina Turner, rend hommage à la parfaite mise en place de Chucho: «son application m'a épatée. Je me suis livrée à un formidable travail d'écoute. Je me suis moulée dans ses phrases.» La pulpeuse pépée de Palma de Majorque s'enflamme: «nous avons une référence commune: la grande Chavela Vargas. La chanteuse mexicaine, une légende dans toute l'Amériquelatine, est mon influence majeure. Cette personnalité unique m'a soutenue, encouragée, a orienté ma carrière, m'a abreuvée de conseils. Elle dépasse les 90 ans et chante encore, vous vous rendez compte? Nous avons confectionné cet album en son honneur.»

Buika a su tourner à son avantage l'écriture délicate et sophistiquée du Cubain: «dans un duo voix/piano, jouer à plusieurs sur le devant devient compliqué. Quand le soliste s'exprime, les autres se positionnent en retrait. Chucho réussit à faire entendre son propre jeu en restant discret. La performance réside en cela.»

Buika_Chucho 1 by Bernardo Doral

Chucho n'est pas novice pour accompagner des vocalistes. Il a porté les élans somptueux d'Omara Portuondo, notamment. On a le sentiment, cette fois, que la posture change. Laissons-lui exprimer l'évolution. «Pas moyen de parler avec un piano : il manque la poésie des mots. Je ne suis une source muette d'où vont jaillir les mots de la chanteuse. Pour l'album, je suis en totale fusion avec Buika. Le lyrisme des notes fusionne avec son propos». Du coup moins intimiste, le jeu direct du Cubain gagne en énergie et en poésie. Il se marie sans accroc avec l'intensité de la bouillante Espagnole. Mieux, il révèle Buika sous un nouveau jour, renforce sa personnalité, facilite sa maîtrise, fait ressortir des couleurs nouvelles.

D'une manière irréelle, presque inconsciente, l'Espagnole laisse Chucho rêver sa partition.
«Je ne m'interroge pas comment j'arrive à ce résultat, pas plus que je ne me demande pourquoi je suis née. J'ignore la raison pour laquelle certaines choses fonctionnent. Elles passent par moi, c'est tout. Je ne me l'explique pas. Un peu comme la respiration.»

Buika_Chucho 6 by Bernardo Doral Chucho Valdès, qui pourtant assure l'enseignement à l'Institut Supérieur des Arts de Cuba, éprouve également des difficultés à poser des qualificatifs sur leur style: «Nous sommes arrivés à une matière imprévisible. Je vous laisse la définir. Sachez que nous ne sommes partis ni sur du Jazz, ni sur de la World ethnique, au sens de Buena Vista Social Club, mais que nous la revendiquons. Je suis venu avec mes racines cubaines, Buika avec les siennes. Nous nous sommes intéressés l'un à l'autre. Vivement. Portez le reste sur le compte de l'inspiration du moment et de la rencontre.»

Buika renchérit: «Le tout transcendé par l'admiration mutuelle pour Chavela Vargas, je me permets d'insister. La Mexicaine représente une lumière pour beaucoup d'artistes. J'ai discuté l'autre jour avec le réalisateur de films espagnol Pedro Almodovar. Il en est dingue. Après le tour de chant, Almodovar s'est rendu dans ma loge. Il a dit que j'étais la seule à pouvoir rendre hommage au génie de Chavela. J'en ai pleuré. Il était important que je vienne au bout de ce disque». Se sent-elle proche du Jazz? «Mon Flamenco, d'accord, représente un style. A votre avis, cependant, que retiennent ceux qui écoutent Edith Piaf ou Billie Holiday? Un style? Mais non! Ils perçoivent la musique du peuple, une souffrance, des sentiments. Chanter au niveau de Piaf ou de Billie traduit une façon de vivre. J'essaie d'avancer sur leurs traces. Modestement.»

Son objectif, maintenant? «Interpréter les chansons en public, pour continuer à célébrer l'œuvre de Chavela. Je dois aller de l'avant, comme elle continue de le faire». Appréhende-t-elle le passage à Pleyel? «Oui car je ne crains qu'une chose au monde, c'est de descendre de scène après les récitals. Je tombe dans une tristesse infinie. L'impression que la terre s'arrête de tourner.» Vous aussi,Chucho ? «Vous voulez rire?»

Bruno Pfeiffer

CD - “El Ultimo Trago”/ WEA

Fuente: http://www.liberation.fr

ENTREVISTA A BUIKA EN "LA TARDE CON CRISTINA" (LA COPE)



24 oct. 2009

Soledad y Las simples cosas temas del nuevo disco de Buika



ENTREVISTA, Concha Buika: ´Chavela Vargas se autoproclamó mi madre´ (laopinioncoruna.es)

RAFA LÓPEZ | A CORUÑA Encontramos a Concha Buika ilusionada, risueña y muy enamorada de Galicia. Su concierto del próximo miércoles en el Multiusos Fontes do Sar no contará con la participación de Chucho Valdés, cuya presencia se anunció en un principio, pero que ha preferido centrarse en la preparación de su próximo disco.
Concha Buika. / l. o.
El álbum El último trago, grabado el pasado mes de abril en el teatro Carl Marx de La Habana, ya está a la venta y supone tanto un homenaje a Chavela Vargas por su 90 cumpleaños como la plasmación en disco de un nuevo ritmo: la copla afrocubana.

-¿Es admiradora de Chavela Vargas desde pequeña o la ha descubierto más tarde?

-Chavela es como el Ave Fénix, resurge siempre. Me la presentó mi madre, me la presentó la vida, mis propias experiencias de años más tarde... Su música viene y va, y va a ocurrir así mogollón de siglos.

-Tuvieron un cierto desencuentro cuando Chavela no quiso que subiese al escenario en Madrid hace cuatro años...

-Fue algo divertido. Estábamos Martirio y yo, y nos tiró a los perros a las dos. Tiene muy mala leche (risas). La conocí en la Residencia de Estudiantes y Mariana, que es mi mánager y también es la suya, pensaba que ella no iba a aguantar todo un concierto, por lo que hizo que Martirio y yo fuéramos. Se lo tomó como una ofensa. Lógicamente dijo: '¡Yo, qué coño voy a aguantar delante de estas dos pelanduscas! ¡No te quiero ni a ti ni a la otra!'. (risas).

-Pero luego se hicieron amigas y ella dijo que usted era como su 'hija negra'...

-Sí (risas), Chavela se autoproclamó mi madre.

-En este trabajo a dúo con Chucho Valdés, ¿quién tiró los tejos a quién, artísticamente hablando?

-Mi mánager a su mánager. No fue un romance muy...

-Hubo celestina de por medio entonces...

-Sí, así fue. Ella toca en las grandes esferas, yo no me meto? Me llamaron y me dijeron que había salido este proyecto tan bonito. Y yo dije 'p'alante', claro.

-El productor Javier Limón también tuvo algo que ver en todo esto.

-En realidad, los ideólogos de esta locura fueron Javier, Almodóvar, Mariana y la gente de Estrella Galicia. Estos fueron los locos.

-Así que hay una conexión gallega...

-¡Siempre mi Galicia! ¡Esa es mi casa!

-Pero, ¿usted no era de Mallorca?

-Sí, pero en Galicia he encontrado el punto más cercano a África que yo buscaba.

-¿Ah, sí? ¿Dónde en concreto?

-En muchos sitios. Lo que me impactó en el corazón para siempre fue Ortigueira. Me dije: 'Buah, tío, yo soy de aquí'. Luego me llevaron a Coruña, y dije 'buah, yo soy de aquí'? Así he estado durante todos los viajes que he hecho a esta tierra. Me llevaron a Vigo y dije lo mismo. Así estoy con mi amor con esas tierras.

-Galicia tiene una conexión fuerte con Latinoamérica y con la música afrocubana...

-Mi pueblo y Galicia son pueblos hermanos. Que me cuenten lo que quieran, pero yo creo que hay más conexión entre un gallego y un bubi, que son los de mi tribu, que entre uno de mi tribu y uno de Cádiz, y eso que están pegados.

-¿Cómo fue la puesta de largo en directo de este proyecto en La Habana, junto a Chucho Valdés? Era la primera vez que tocaba allí. ¿Le impuso respeto la experiencia?

-Me impuso el mismo respeto que cualquier otro lugar. Tenemos que estar preparados para diez veces más que eso. Fue muy emocionante y bonito.

-¿Qué es lo que más le ha impresionado de Chucho Valdés como músico?

-Que no necesita impresionarme, precisamente eso. Él ya de por sí es algo maravilloso.

-De las trece canciones que componen el disco, ¿cuál es su preferida, o la que le produce mayor emoción cantar?

-Son como trece perlas. Cada una es un puñal o una flor en un lugar distinto. Depende de cada momento. Da la sensación de que Chavela ha estado puliendo un solo repertorio a lo largo de su vida. Yo he escogido de entre las 15 o 16 perlas, que no hay más, de ese repertorio. Y me ha sido tremendamente fácil elegir, porque todas son joyas. Luego, cantarlo, representarlo y masticarlo no me ha resultado tan sencillo, porque ya no se vive así, ya no se compone así. Ya no se practica el arte a puro sabor de pulmón y de hígado. Uno ya no se aprieta el cinturón para cantar: ahora se canta detrás de la soberbia, de un ego, detrás de conseguir un Grammy... No se canta por huir del dolor en la tripa o en el corazón. Los cantantes ya no les damos las manos a los poetas para poder trabajar. Fue una época de una transgresión brutal, no tengo ese sabor.

-Falta bagaje y sufrimiento...

-No, simplemente ahora se sufre de otra manera, se vagabundea de otra manera, se peca de otra manera, queda otro sabor en el paladar a la hora de cantar. Pero como yo tengo mi propia herida no me hizo falta intentar, me bastó con recordar.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es

MAIKING OFF DE LA SESION DE FOTOS PARA LA REVISTA ELLE ESPAÑA Y PRIMEROS CONCIERTOS DE EL ÚLTIMO TRAGO

Una sesión fotográfica bajo un sol en harmonía. Un concierto bello y lento, a los pies de una Luna tímida. Dos formas distintas de abrazar al arte. En una sola Concha, junto a un sólo Chucho


VER VIDEO: AQUÍ

23 oct. 2009

ENTREVISTA A BUIKA PARA LA RADIO COLOMBIANA LA.FM





SOMBRAS Y LAS CIUDADES TEMAS DE SU NUEVO DISCO



El último trago se situa en el tercer puesto de los discos mas vendidos en itunes


Encabeza esta lo nuevo de David Bisbal, en segundo puesto La oreja de Van Gogh y el tercer puesto para el nuevo disco de BUIKA "El último trago"

22 oct. 2009

Buika bebe con Chavela «El último trago» (ABC.es)

Buika bebe con Chavela «El último trago»
Ríe mucho Concha Buika; ríe incluso cuando piensa en el plan de trabajo que tiene por delante, con una exhaustiva promoción y una serie de conciertos de presentación que le van a llevar, en apenas dos semanas, a Santiago, Zaragoza, Madrid, Barcelona, Cartagena y San Sebastián. Tiene motivos para reir la artista, porque su disco de homenaje a Chavela, «El último trago» (Warner) -producido por Javier Limón, su particular Pigmalión, y promovido por Pedro Almodóvar- es un acariciador trabajo que ha recibido ya el respaldo de, entre otros, los críticos del «Times» londinense y del siempre exigente «New York Times». Se grabó en Cuba, y Buika contó con una pareja de lujo: el pianista Chucho Valdés -«el maestro», le llama-, que no puede estar junto a ella en esta gira. «Costó arrancar la grabación -recuerda Buika-, pero cuando empezamos fue una grabación mágica, con una energía que no terminaba de fluir nunca. Tardamos sólo once horas en grabar el disco».

Chavela ha sido siempre un referente artístico para Concha Buika. Al grabar este disco, dice sin embargo, se ha abierto la puerta «a una habitación, a una sala a la que no quería entrar por varias razones. Cantarle a Chavela me ha hecho reabrir capítulos de mi vida en los cuales me sentía víctima, y resulta que ni yo era tan víctima ni el culpable era tan culpable».
Con Chavela, añade, tiene en común «la falta de miedo a vivir, a hacerlo bajo nuestras propias reglas; somos conscientes de que si recibimos un garrotazo en la cabeza seguiremos con el pecho bien abierto. Ella descubrió muy pronto que era buena persona... Con una gran mala leche, tremendo carácter, pero muy buena persona. Y eso tiene que latir. También nos une la falta de miedo a contar lo que sentimos, lo que vivimos, lo que somos, lo que soñamos, lo que nos gusta, lo que no...»


Se define como una «buscadora de placeres, y tengo un olfato impresionante; soy una gran rastreadora de placeres». La música es un placer, quizás el mayor, que le hace crecer. «Casi todo lo que he crecido yo en esta vida ha sido gracias a escuchar mi música, a confiar en ella y a creer en la música de los demás con fe».


Envuelta en los últimos años un creciente éxito, es lógico pensar que se haya multiplicado el número de amigos de Concha Buika. «Eso está muy bien. Estoy muy cansada de escuchar todos esos tópicos tan absurdos: «No son amigos de verdad, cuando desaparece el éxito se marchan»... Y no. ¿Qué tontería es esa? Amigo es todo aquel que durante equis tiempo quiera compartir este momento contigo; es todo aquel que te mira y no te insulta, sino que te escucha y te habla. Da igual si lo ves todos los fines de semana o una vez en la vida».


Gracias a este disco, añade Concha Buika, ha dejado de tenerle miedo a la soledad; «hay más soledad entre las malas compañías que en el silencio de un cuarto carente de cacofónicos gemidos».

21 oct. 2009

EL ANDARIEGO TEMA INCLUIDO EN SU NUEVO DISCO

"El último trago", un brindis entre Concha Buika y la "diosa" Chavela Vargas

Zaragoza, 21 oct (EFE).- Concha Buika presentará en Zaragoza, el próximo 29 de octubre, su primer disco conjunto con el pianista Chucho Valdés, "El último trago", doce canciones del repertorio de la "diosa" Chavela Vargas "escritas con esa verdad, cantadas con esa pureza" y capaces de aportarte, de traerte, de llevarte

.

"El último trago" se grabó en La Habana, en "once horitas de puro frenesí", y aunque costó un poco al principio -porque no son canciones "muy fáciles-, una vez se dio el pistoletazo de salida los temas "fueron rodando", ha explicado en rueda de prensa la cantante española Concha Buika, nacida en Palma de Mallorca pero de familia originaria de Guinea Ecuatorial.

A su juicio, con este disco "no había mucha pretensión", pero ha resultado ser "un regalo a la diosa Chavela" y un mensaje de gratitud por "seguir palpitado" y por crear "canciones maravillosas" con las que Concha Buika se ha dado cuenta de que "el culpable no fue tan culpable" y ella "no fue tan inocente".

"Lo que ha estado bien dicho y lo que viene a ayudar tiene que permanecer, no se tiene que marchar", ha insistido la artista mallorquina, quien ha comentado que a las musas, como Chavela Vargas, hay que homenajearles en vida, porque una vez que mueren se convierten en "el sonido de unos discos que serán eternamente jóvenes y maravillosos".

"El último trago" fue algo de Bebo Valdés, Javier Limón y Pedro Almodóvar, un proyecto con el que "te están pidiendo que te cantes a ti, que te cuentes cosas que a lo mejor necesitas oír", ha explicado Buika, para quien la música es algo "grandioso" que "como todo buen arte hace que tú te sinceres, aunque tú no quieras, y eso es lo que me pasó".

No considera que haya aportado nada a las doce canciones de Chavela Vargas incluidas en este trabajo, que sería algo "pretencioso", sino que "son ellas las que te aportan, las que te traen, las que te llevan, canciones escritas con esa verdad, cantadas con esa pureza".

Con alegría, y con esa sonrisa que caracteriza a la cantante, ha recordado que cada año mantiene un encuentro con Chavela -que ya denomina a Buika como su hija negra-, un último trago que nunca es el último porque "siempre precede al siguiente", ha dicho, al tiempo que ha recalcado que "un último trago puede ser cerrarle la puerta a algo y abrírsela a otra cosa, despedirse del miedo...".

Preguntada sobre una posible colaboración con el director de cine Pedro Almodóvar, ha dicho que no la considera importante, porque lo que sí es importante es "lo que venga a salvarnos" y a "rescatarnos de esta sordera extraña que ahora tenemos en el paladar".

Ha lamentado la situación actual por la que atraviesa la música: "los bailarines bailando sobre música en lata", los cantantes "peleados con los poetas", personas componiendo letras que "no saben, ni leen", un mejor disco del año "en el que no hay ni un solo poema", "una cantante desafinada ganando un Grammy"... en definitiva "un hoyo extraño".

El concierto, que abrirá el ciclo Jazz Zaragoza 2009, se celebrará el próximo 29 de octubre en la sala Mozart, una "sala maravillosa" que al verla ha sido "como coger un disco de Billie Holiday" y "de repente estás escuchando a una muchacha de treinta y pocos años llena de esperanza".

Ha reconocido que echa de menos a Chucho en el escenario, pero ha querido reconocer el trabajo del pianista que le acompaña en la gira, Iván González "Melón", "un maestro que no sabe que lo es", que arriesga, joven en la cabeza y en la pasión.

Sobre el programa del festival de jazz, que comienza en el mes de noviembre, ha dicho que es "bestial" y "un pedazo de cartel", porque "están todos los grandes aquí" y de ellos "me inspira todo el mundo", y ha reconocido que hacía tiempo que no se veía un cartel así.

Fuente: http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5iNHkxHwI9HP_aQR25iWjcAcdT5xQ

VÁMONOS TEMA INCLUIDO EN SU NUEVO DISCO

Concha Buika: "La soledad no es la peor enemiga, es la mayor de las libertades" (entrevista 20minutos.es)


Concha Buika: "La soledad no es la peor enemiga, es la mayor de las libertades"  (Imagen: Jorge París)
  • La mallorquina rinde homenaje a la legendaria Chavela Vargas en su nuevo disco, 'El último trago'.
  • En él ha contado con Chucho Valdés.
DANI CABEZAS. 21.10.2009 - 01.39 h

Concha posa, entre nerviosa y risueña, ante el objetivo de nuestro fotógrafo. "Nunca se me ha dado bien esto. No sé qué cara poner".

¿Cómo está?
Un poco acojoneitor por lo que se viene encima (risas). Las giras son duras, es mucho trabajo. Te vas dos días, vuelves, luego te vas una semana, vuelves… Pero estoy muy ilusionada.

¿Cómo surgió la idea de hacer este disco?
Fue una locura de Javier Limón, Pedro Almodóvar y el padre de Chucho, Bebo. Ellos son los que nos han metido en este lío maravilloso. Hemos querido agradecerle a Chavela su manera de educarnos en el tratamiento del dolor. Nos ha enseñado a coger el dolor y convertirlo en algo bonito.

¿Hay que haber sufrido para cantar como Chavela?
El sufrimiento es parte de la vida. Estamos muy mal educados. Venimos al mundo y pretendemos que un pellizco no nos duela. Tenemos el dolor como algo de lo que hay que huir. Luego es normal que vivamos el desamor como algo trágico, cuando es algo que nos acerca a querernos a nosotros mismos de nuevo. Tenemos a la soledad como la peor de las enemigas cuando en realidad es la mayor de las libertades. El cante de Chavela duele: si no te está doliendo es que no estás cantando con sinceridad.

¿Qué significa Chavela Vargas para usted?
Es una gran maestra. Es mi madre. Y yo soy su hija negra, como dice ella (risas).

¿Qué le ha parecido a ella el disco?
Le ha gustado mucho. Cuando lo escuchó me escribió un poema en el que me llama "pasión".

Tiene la voz rota y fuma. ¿No necesita cuidar su garganta?
No, no. Sé que debo dejar de fumar, pero no por la voz, sino por mi salud. Mi garganta es rebelde: ¿por qué voy a tener que decirle a este cuerpo lo que tiene que hacer si hace lo que le da la gana (risas)? Hay que cantar con el deseo.

Revele su truco para antes de los conciertos.
Antes de subir al escenario bebo ron. Pero si lo bebo en cualquier otro momento me provoca náuseas.

¿Y a la hora de interpretar?
El secreto es no tenerte miedo a ti misma. Si no te temes, no temes las críticas.

¿Qué significan para usted sus orígenes africanos?
Están en mis células, en mi cante, en mis cuerdas vocales, en mi modo de hacer cabalgar la melodía... Están en muchas cosas, siempre.

¿Se considera feliz?
Sí, sí, sí. Yo creo en la felicidad como creo en Dios.

¿Es muy religiosa?
Pertenezco a la única religión legítima que existe para mí: el arte. La música abarca todas las religiones. Yo rezo cada vez que abro la boca para cantar.

Estuvo hace poco en Cuba. ¿Qué tal la experiencia?
Genial, fascinante.

¿Qué le pareció la polémica del concierto por la paz de Juanes y compañía?
Los músicos no sabemos nada sobre esto de la política. Nosotros sólo vamos a los sitios y tocamos. Hasta en guerras hemos tocado para animar a las tropas. Juanes simplemente fue a tocar donde le dijeron.

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/546298/0/concha/buika/entrevista

20 oct. 2009

TVE1 TELEDIARIO: "El último trago" es el disco con el que Concha Buika rinde tributo a Chavela Vargas



Para ver el video de Buika en el telediario de television Española click: http://www.rtve.es

Fuente: www.buika.casalimon.tv

BUIKA en la Revista Elle España. " La Diosa del Color" (Entrevista)




BUIKA HOY EN ASUNTOS PROPIOS A LAS 18:00 hr (RNE)





Proximamente la entreista aqui...

Fuente: Facebook oficial Buika

ENTREVISTA: Buika: 'Tengo mi propia herida y quiero mantenerla abierta' (elmundo.es)


Así responde Concha Buika cuando se le pregunta si supura por la herida de Chavela Vargas. Y así, con sólo una frase, esboza toda una teoría de vida, la que reivindica el dolor con mayúsculas, el derecho a pecar y a equivocarse.

"Las heridas tienen que estar abiertas. Hay que cuidarlas, hay que sanarlas, pero no deben cerrarse porque así uno recuerda dónde no debe volver. Yo, sin embargo, reconozco que desde que la mía no sangra, todo es mucho grato", prosigue, sin prejuicios.

Concha Buika (Palma de Mallorca, 1972) es transparente. Su mirada transmite pasión y su discurso habla a bocajarro de los altibajos de la vida y del amor. Sólo por eso merece recoger el testigo de la gran Chavela Vargas, aunque sólo sea en un disco 'El último trago', en el que versiona algunos de los himnos de la mexicana de adopción como regalo por su 90 cumpleaños.

"No considero que sea malo pecar, sino peligroso. Volvería a repetir todos y cada uno de los pecados cometidos"

La relación entre ambas también ha transitado por el camino de las pasiones extremas. Se conocieron en la Residencia de Estudiantes de Madrid y Chavela se negó a cantar con ella. "Me hizo sentir una hormiga súper chiquitita. Estábamos Martirio y yo y, supuestamente, teníamos que cantar con ella, pero no nos quiso. ¡Nos echó a los perros!", recuerda ahora Buika. "Es que tiene muy mala leche", añade entre carcajadas.

Un tiempo después Buika viajó a México, y llegaron las conversaciones eternas, las lágrimas juntas... Después el disco homenaje -grabado en La Habana al calor del piano de Chucho Valdés- y a cambio, un poema de la Vargas en el que denomina a Buika "pasión". Un cierre redondo.

El pecado y el dolor

Pero, ¿cómo se soporta tanto dolor como el que transmite Chavela? "Es que el dolor existe y hay que darle el puesto que merece. Es un gran guía para saber por dónde debemos ir. Y si en el canto de Chavela no sientes dolor es porque no estás cantando desde la sinceridad. Nosotras cantamos desde un lugar en el que no existe el miedo a lo que somos", declara Buika con una voz suave, susurrante.

Al homenaje a ambas ha querido sumarse su amigo Pedro Almodóvar, que dedica a Buika una carta en la que afirma: "Después de escucharla, uno sale dispuesto a cometer los mismos errores porque las reglas de la pasión no admiten el sentido común, ni la prudencia ni el arrepentimiento".

"¿Qué hacemos, compartimos secretos o nos contamos quiénes somos?"

Buika asiente "Yo he cometido muchos errores. Soy una persona que camina por el mundo creyendo que no tienen ni defectos ni virtudes y, a veces, puedes pisar lugares donde puedes hacerte daño o hacer que otros sientan dolor. No considero que sea malo pecar, sino peligroso. Volvería a repetir todos y cada uno de los pecados cometidos".

Tenía razón Chavela. La mallorquina es pasión. Y coherencia. Así recuerda el revuelo que se armó cuando, hace unos años, confesó su relación a tres bandas con el padre de su hijo y la mujer de la que se enamoró; relación que hoy ya es historia.

"Creo que hay que dejar que las personas opinen, acerca incluso de ti. ¿Qué hacemos, compartimos secretos o nos contamos quiénes somos? En serio, hay mucha tontería. Yo no me inventé nada. Todas las relaciones son complicadas y la complejidad puede ser muy divertida. Y eso estuvo bien, fue algo muy bonito".

Los tríos del arte

Así que Buika cree en el amor. No comparte con Chavela su afirmación de que "la música te demanda una dedicación total y sólo es posible tener amantes". "El arte es un amor incondicional hacia todo lo que puede ser amado. Si tú practicas el arte ya amas en sí; formas parte de tríos constantemente porque está el hombre y la mujer y tú cantándoles".

"El canto siempre es una bendición", añade. Y para dejar constancia irrefutable se arranca con los versos de 'Las simples cosas', la canción favorita de Chavela. [Vea el vídeo] Y es que estos días los sentimientos que priman en su vida son los del agradecimiento, los de homenaje.



Vea el video aqui: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/19/cultura/1255972225.html

Fuente: www.buika.casalimon.tv