6 nov. 2009

Concha Buika: «A mami no hay que perdonarle nada»




La Habana. Abril de 2009. Concha Buika se encuentra con Chucho Valdés en casa del pianista y hablan de los arreglos de El último trago, un emotivo recorrido por el cancionero de Chavela Vargas que a los dos les tiene «ilusionadísimos». «Era la primera vez que yo visitaba Cuba –recuerda la cantante mallorquina– y me pareció grandiosa; un país muy curioso. Y en cuanto pudimos solucionar algunos problemas técnicos, dimos el pistoletazo de salida a este disco que, ya ves, ahora ando presentando», suspira, feliz.

En el concierto de esta noche en el Palau de la Música, invitada por el Festival de JazzSFlbde Barcelona, no le acompañará Chucho sino Melón, el alias del virtuoso Iván Lewis, quien le arropa desde que grabó Mi niña Lola. De hecho, a veces canta con el único sonido de su inspirado teclado títulos como Miénteme bien, la ranchera que surgió del llanto de Concha la noche en que Chavela no le dejó acabar su nerviosa interpretación de Ojos verdes en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

–¿La ha perdonado?
–A mami no hay que perdonarle nada.

El flechazo vino, sin rencores, meses después. Se convirtieron en confidentes. Y cuando Buika le fue a contar que le había dejado entonces una novia, ella le reveló, dice, esta gran verdad: «La soledad es la mayor de las libertades». «Aunque seguramente, las cosas que me quedan por aprender de ella son las que más me van a impactar».
–¿Y por qué no ha incluido en el álbum la transgesora ranchera Macorina?

–¡Si está grabada! Es la discográfica la que eligió el repertorio. Y si lo hubiera hecho a boleo, se hubiera encontrado con que todas son joyas.

De momento, el disco resultante se ha granjeado excelentes críticas. Ben Ratliff compara en The New York Times la voz de Concha Buika con la de Nina Simone y dice: «Su canto puede llegar a ser tan inflamado que, aun a pesar de lo bueno que es, a veces tienes la tentación de detener el disco para tomarte un respiro». Y Clive Dives se pregunta en The Times: «¿Hay acaso una voz más poderosa en toda la música popular?». Pero Buika prefiere que las alabanzas recaigan en su «amor mexicano».

–¿Qué es lo que más admira de Chavela?
–Que no le afecta nada, ni el miedo a morir ni a vivir, pero es que tiene truco: sabe que se va a quedar siempre.

Fuente: http://www.elperiodico.com

No hay comentarios: