21 oct. 2009

"El último trago", un brindis entre Concha Buika y la "diosa" Chavela Vargas

Zaragoza, 21 oct (EFE).- Concha Buika presentará en Zaragoza, el próximo 29 de octubre, su primer disco conjunto con el pianista Chucho Valdés, "El último trago", doce canciones del repertorio de la "diosa" Chavela Vargas "escritas con esa verdad, cantadas con esa pureza" y capaces de aportarte, de traerte, de llevarte

.

"El último trago" se grabó en La Habana, en "once horitas de puro frenesí", y aunque costó un poco al principio -porque no son canciones "muy fáciles-, una vez se dio el pistoletazo de salida los temas "fueron rodando", ha explicado en rueda de prensa la cantante española Concha Buika, nacida en Palma de Mallorca pero de familia originaria de Guinea Ecuatorial.

A su juicio, con este disco "no había mucha pretensión", pero ha resultado ser "un regalo a la diosa Chavela" y un mensaje de gratitud por "seguir palpitado" y por crear "canciones maravillosas" con las que Concha Buika se ha dado cuenta de que "el culpable no fue tan culpable" y ella "no fue tan inocente".

"Lo que ha estado bien dicho y lo que viene a ayudar tiene que permanecer, no se tiene que marchar", ha insistido la artista mallorquina, quien ha comentado que a las musas, como Chavela Vargas, hay que homenajearles en vida, porque una vez que mueren se convierten en "el sonido de unos discos que serán eternamente jóvenes y maravillosos".

"El último trago" fue algo de Bebo Valdés, Javier Limón y Pedro Almodóvar, un proyecto con el que "te están pidiendo que te cantes a ti, que te cuentes cosas que a lo mejor necesitas oír", ha explicado Buika, para quien la música es algo "grandioso" que "como todo buen arte hace que tú te sinceres, aunque tú no quieras, y eso es lo que me pasó".

No considera que haya aportado nada a las doce canciones de Chavela Vargas incluidas en este trabajo, que sería algo "pretencioso", sino que "son ellas las que te aportan, las que te traen, las que te llevan, canciones escritas con esa verdad, cantadas con esa pureza".

Con alegría, y con esa sonrisa que caracteriza a la cantante, ha recordado que cada año mantiene un encuentro con Chavela -que ya denomina a Buika como su hija negra-, un último trago que nunca es el último porque "siempre precede al siguiente", ha dicho, al tiempo que ha recalcado que "un último trago puede ser cerrarle la puerta a algo y abrírsela a otra cosa, despedirse del miedo...".

Preguntada sobre una posible colaboración con el director de cine Pedro Almodóvar, ha dicho que no la considera importante, porque lo que sí es importante es "lo que venga a salvarnos" y a "rescatarnos de esta sordera extraña que ahora tenemos en el paladar".

Ha lamentado la situación actual por la que atraviesa la música: "los bailarines bailando sobre música en lata", los cantantes "peleados con los poetas", personas componiendo letras que "no saben, ni leen", un mejor disco del año "en el que no hay ni un solo poema", "una cantante desafinada ganando un Grammy"... en definitiva "un hoyo extraño".

El concierto, que abrirá el ciclo Jazz Zaragoza 2009, se celebrará el próximo 29 de octubre en la sala Mozart, una "sala maravillosa" que al verla ha sido "como coger un disco de Billie Holiday" y "de repente estás escuchando a una muchacha de treinta y pocos años llena de esperanza".

Ha reconocido que echa de menos a Chucho en el escenario, pero ha querido reconocer el trabajo del pianista que le acompaña en la gira, Iván González "Melón", "un maestro que no sabe que lo es", que arriesga, joven en la cabeza y en la pasión.

Sobre el programa del festival de jazz, que comienza en el mes de noviembre, ha dicho que es "bestial" y "un pedazo de cartel", porque "están todos los grandes aquí" y de ellos "me inspira todo el mundo", y ha reconocido que hacía tiempo que no se veía un cartel así.

Fuente: http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5iNHkxHwI9HP_aQR25iWjcAcdT5xQ

No hay comentarios: