7 oct. 2009

Entrevista a Buika en casa de Chavela en Tepoztlan


A sus 90 años, Chavela Vargas reniega de biografías, pero aún está dispuesta a abrir su corazón para mostrar cómo se apura la vida cuando la pasión te arrastra. La depositaria de ese legado, en forma de 13 canciones, ha sido su 'hija negrita', Concha Buika. El disco de la cantante mallorquina, titulado 'El último trago', homenajea a esa 'mama' mexicana, su mentora artística y sentimental.

Quienes conocen a las dos mujeres que ahora se reencuentran afirman que, excepto los genes, lo comparten casi todo: una trayectoria vital pareja, una vocación musical auténtica, el gusto por los silencios, la timidez... Por eso, pocos se extrañan de que, desde que se conocieron en la Residencia de Estudiantes de Madrid, una profunda querencia surgiera entre ambas.

La nonagenaria, a falta de prole biológica, asegura que sólo le falta haberla parido, "por lo demás la considero mi hija". La noche anterior, la niña de sus ojos le trajo un regalo muy especial, 'El último trago', un disco que homenajea a la señora que un día se negó a que la ranchera continuara siendo cosa de hombres y se subió a los escenarios acompañada de una cohorte de mariachis. Ambas reconocen que la música es el amante más fiable del que han gozado, el que realmente ha conseguido alejarles del camino nada halagüeño que el destino les tenía asignado.

Vea el video de su encuento:

http://www.elmundo.es/yodona/2009/10/01/revista/1254405824.html

No hay comentarios: