13 sept. 2009

Voz hechicera (crónica diariocom.mx)

Cd. Juárez (Chihuahua, México)

Concha Buika, ‘la niña de fuego’, tocó con su canto de lamento arrebatador las fibras más íntimas de un público agradecido por vivir la pasión que la gitana morena entregó en cada tema.

La velada inició con retraso, pero eso en nada demeritó la experiencia. Los asistentes ocuparon sus asientos hasta casi llenar el Teatro Víctor Hugo Rascón Banda, donde se llevan a cabo algunos de los eventos del Quinto Festival Internacional Chihuahua (FICH), y luego el telón se abrió.

Voz hechicera
(Foto: Ricardo López/El Diario)

Ante el piano de concierto se colocó uno de los músicos que acompañó a la española hasta que poco tiempo después ella se plantó en el escenario comenzando de manera magistral el recital con la canción La niña de fuego.

Con esa primera intervención Concha Buika ya mostraba lo excepcional que sería el espectáculo y tras dar la bienvenida al público, expresó: “De esta ciudad extraña y maravillosa he oído muchas cosas, y estoy muy contenta de llevarle un mensaje a España: es un lugar de ensueño”.

Para el segundo tema apareció otro músico que animoso extraía los sonidos de un cajón peruano, todo por darle acompañamiento a una voz que hipnotizó con cada nota.

El tango Volver se escuchó único. La interpretación que Concha Buika hizo del clásico de Gardel fue memorable... y eso era sólo el comienzo.

Sonaron entonces Ay de mi primavera y La falsa moneda, ésta última una copla que arrancó los aplausos y gritos de espectadores realmente emocionados.

Con una entrega que iba subiendo de nivel conforme transcurría el espectáculo, Concha Buika interpretó el tema que le da nombre a su segundo material discográfico: Mi niña Lola.

Pero la que dispararía las muestras de aceptación fue la ranchera Volver, volver, que en voz de la gitana redirecciona el sentido que le da Vicente Fernández, y que por ser un tema tan conocido por los mexicanos avivó los ánimos.

Fue antes de comenzar a cantarla, acompañada sólo del pianista y sin necesitar mariachi, que la cantante levantó el vaso y dijo: “Brindo por la musa Chavela Vargas, brindo por el maestro José Alfredo Jiménez (...), por este loco corazón nuestro y porque sigamos sintiéndonos orgullosos del pecado de amar”.

Después de la música mexicana pasó al jazz con un dominio de los géneros que le viene natural y sin problemas. Siempre divertida, Concha Buika, bailó, brindó y tomó fotografías a sus compañeros de escena.

Y una vez más, de los ritmos más cadenciosos pasó al lamento. Ahora con una impresionante interpretación de los temas Tú volveras y Luz de luna.

Para el cierre de la velada la española subió compás y cantó Mentirosa. Finalmente, al ser ovacionada y convencida de volver a cantar, lo hizo con Jodida pero contenta.

Fuente: http://www.diario.com.mx


Brisa Frias
El Diario


“Yo la verdad es que estoy, además de gratamente sorprendida, muy contenta por descubrir que esta tierra es más maravillosa de lo que lo demás piensan y me ha encantado descubrirlo”, expresó Concha Buika antes de iniciar su presentación en el Quinto Festival Internacional Chihuahua (FICH).




Atraída por la cultura y la música mexicana, lo que ha quedado plasmado en su más reciente disco Niña de fuego al incluir rancheras, la cantante española dijo que además el interpretarlas era para ella casi un deber.

“Era un agradecimiento porque curaron a mi madre cuando mi papá se fue y entonces yo me sentía en deuda. Vengo aquí a cantar por mi madre, por mi musa Chavela (Vargas), por las lecciones del maestro José Alfredo (Jiménez) y a ver si me llevo un mexicanito guapo”, dijo, y agregó que las primeras canciones de autores mexicanos que escuchó fueron Volver, volver, y Luz de luna.

“Recuerdo que mi mamá las ponía una y otra vez, a veces lloraba, a veces reía, pero yo sé que la ayudaron a recomponerse por dentro, dejando el dolor aparte”.

Respecto a la fusión que hace de la rumba flamenca, el jazz y hasta la ranchera, dice estar motivada por la convicción de creerse libre.

“Quise de verdad darme cuenta de que todos somos todo. Quise de verdad creérmelo porque no me creí que yo fuera una pieza que tuviera límites, no me creí el encierro de la carne y yo soy más grande de lo que ves, como todos”, concluyó.

Fuente: http://www.diario.com.mx

No hay comentarios: