20 ago. 2009

(entrevista) Buika: Con el arte como su única religión

Gran entrevista a Concha Buika donde nos desvelan que el proximo disco de Buika despues del que va publicar ahora "El último trago" será de electrónica.

Heriberto González-Andino [El Diario La Prensa]

Nueva York - Algunos la catalogan como cantante de flamenco o coplas, sin embargo, la mallorquina Concha Buika rechaza los encasillamientos en términos musicales y artísticos.

"Hay que estar y debemos estar en todas partes", aseguró en una entrevista telefónica desde su casa en Palma de Mallorca, España.

"Que las limitaciones nos la ponga nuestra carne", explicó la intérprete que se presenta en un concierto gratuito en la concha acústica del Lincoln Center el 20 de agosto.

Por eso, ha cantado prácticamente de todo. Desde música house, flamenco-jazz, coplas, funk y su próximo disco, el que grabe luego del que presentará en octubre con la música de Chavela Vargas, será de electrónica. Género musical que le fascina.

Los adjetivos para describir la voz de esta inigualable intérprete faltan en los diccionarios y sólo se podría recurrir a los ya trilladas expresiones.

A Buika hay que escucharla y sentirla, nuestro cuerpo se encargará del resto.

"Para mi no existe arte oculto para un creativo. Los creativos son personas que tienen que crear y el arte no es selectivo, nosotros somos selectivos con el arte. El día que tu estás inspirado y escribes un pedazo de texto, ese día te pones a freir unos huevos y te salen de put%# madre", expresó soltando una carcajada.

Tras una presentación en Cuba y otras en España, Buika cantó el día anterior a esta entrevista, en un recital junto a Chucho Valdés en el patio de la Real Fábrica de Cristales de La Granja, en Segovia, lo que llamó las "12 perlitas" del disco homenaje a Chavela titulado "El último trago".

"Fue una noche muy bonita y especial", dijo Buika. "Ya veníamos calientitos".

Aunque tiene una amistad con Chavela Vargas el homenaje de este disco surgió del maestro Bebo Valdés quien le dijo a su productor Javier Limón que Buika y su hijo Chucho debían hacer un disco juntos. Sin embargo, fue Pedro Almodóvar quien sugirió lo del homenaje.

"Nosotros no sabíamos nada, Chucho estaba en su casa y yo en la mía y ellos estaban ahí orquestando todo eso", dijo entre risas. "Fuimos los últimos en enterarnos (...) Me pareció una idea maravillosa, muy bonita y nos salió un disco precioso", agregó sobre el álbum que saldrá a nivel mundial en octubre.

Buika aseguró que la selección de temas del repertorio de Vargas para este disco no fue nada difícil ya que la cantante de origen costarricense se pasó toda su carrera perfeccionando un solo repertorio.

"Ella se tiró toda su carrera perfeccionando esas maravillosas perlas entonces escogerlas es coger unos diamantes maravillosos y claro escogimos 12, pero si por mi hubiera sido, me daba igual el que fuera. Además, la gente que le compuso canciones tan maravillosas como el maestro José Alfredo Jiménez que son una barbaridad", agregó Buika, que tiene a su haber tres discos, el último "La niña de fuego", que obtuvo una nominación al Grammy como mejor álbum, pero no ganó.

La cantante aseguró que interpretar temas que han hecho populares otros cantantes no le da miedo y que sólo le teme a su madre, a Dios y a Hacienda.

"¡Me cag%& en la leche! Chico si uno puede vivir tranquilo con esas tres lo demás no es nada", expresó soltando otra carcajada.

Sobre la prensa del corazón de su país dijo que no se han metido con ella porque sólo vive en el mundo del arte y desconoce el "show business".

"Yo soy una artistas que no llamo mucho la atención; yo soy lo más aburrido que hay sobre la faz de la tierra, me paso todo el día encerrada en mi estudio programando temas de música electrónica y pintando, fotografiando y escribiendo poemas", aseguró, describiéndose como una persona "antisocial", porque teme acercarse a la gente.

"Creo que la expresión fue una de las cosas que al ser humano le hizo crecer, ¿no?, hasta el punto de creerse una deidad", dijo Buika, añadiendo que la comunicación es su pasión y obsesión.

Mujeres fuertes

Para Buika el provenir de una familia con conductas tribales, el grupo étnico Bubi o Bubes [de Guinea Ecuatorial, antigua colonia española], ha sido definitivo en su vida ya que es una etnia muy matrialcal.

"Todas las personas que han regido mi vida muy directamente son mujeres. Que me han ayudado y que siempre me acompañan: mi bisabuela, mi abuela, mi madre (ríe), me he puesto sus nombres en mi brazo, van conmigo siempre", dijo. "[Las mujeres] son el primer amor de todas las personas".

Lo que le molesta

Una de las situaciones que le enfadan de este mundo son las injusticias, por considerar que muchos de ellos no son justos.

"Yo entiendo que exista una tremenda justicia natural en la quemadura, o sea, que has metido la mano al fuego por error o por lo que sea, o te ha caído un filete y te has quemado. Eso es real, ¿sabes? Pero el sufrimiento por cosas que no establece la naturaleza o por la relación directa por como funcionan las cosas me da mucha rabia", dijo.

Por eso no entiende que gente se pelee o hasta se mate por tonterías o que dos países se enfrenten en un conflicto bélico.

"Es impresionante la capacidad que tiene el ser humano para de pronto convertirse en un absurdo", reconoció.

Por eso apuesta por el arte, donde personas de distintos lenguajes o raíces culturales pueden entenderse cuando existe la voluntad y no tienen miedo a reconocer sus errores.

"Estamos demasiados acostumbrados a autoculparnos por todo. Uno tiene que ser el mejor padre, el mejor hijo, el mejor colega ¡Dios mio!", dijo.

Recordó que horas antes de esta entrevista había preparado una suculenta cena y tras preparar la mesa con los cubiertos y la comida, tropezó con unas de las patas y todo se le cayó al suelo.

"Automáticamente, me he puesto rígida como un palo y digo: lo siento, lo siento. Me he ido corriendo a la habitación, para cambiarme y barrer, pero me senté en la cama a llorar como una niña, porque me ha venido el recuerdo [de mi madre] que me decía: ‘eres tonta’", dijo, repudiando el que los seres que le dan vida a uno utilicen esa frase en con sus pequeños.

"Que es lo que a mi me ha venido pasando durante toda la vida; yo he venido pensando que soy una verdadera inútil y fue el arte que ha venido a salvarme, fue la música, fue Chavela e infinidad de músicos los que me han enseñado que somos más de lo que nos han hecho creer", expresó Buika, quien tiene un pequeño de 10 años y espera adoptar a dos sobrinos.

El color de su piel

Para la intérprete el color de su piel no ha sido impedimento para lograr lo que ha querido, esto a pesar de que no ha tenido una vida fácil y que siempre recuerda como se sentía tan observada por sus compatriotas españoles de Palma de Mallorca por ser la única "negrita" del barrio.

"Me pasaron muchas cosas, pero si no me hubieran pasado por ser negra me hubieran pasado por ser cualquier otra cosa. Yo he crecido con gente que también lo estaba pasando muy mal, cada uno con su película", explicó.

Por eso cree que la terminología "salir del armaro", cuando se emplea para los gays, está errada ya que la gente en general sale de diversos armarios y constantemente.

"Yo que he reconocido la sexualidad como patrón a seguir en esta vida ... yo me he ‘casao’ con mi chica, yo me he ‘casao’ con un chico, encuentro más difícil salir de otro tipo de armario que de este precisamente", dijo Buika, añadiendo que en ocasiones escuchó como los españoles la tildaban africana, a pesar de haber nacido en España, mientras que los africanos le llamaban "coconut" (coco), "negra por fuera y blanca por dentro".

"Si yo me hubiera parado a escuchar lo que me decían no hubiera conseguido hacer nada en esta vida", aseguró la artista, a quien le ha costado mucho aceptar las dictaduras emocionales de cualquier tipo.

"Yo de muy jovencita caí en las redes de la rebeldía total y absoluta, y descubrí que se puede creer en Dios y fumar porros -perfectamente-, no va reñido. O sea que se puede creer en Dios y no estar de acuerdo con lo que dice la iglesia", razonó.

Por esa razón decidió aportar por el arte como su única religión.

"Yo tengo al arte como la única religión que conecta a los que ya no están con los que estamos y con los que estarán. Yo escucho a Betty Carter o a Billie Hollyday, o escucho cualquier grupo, cualquier música, y escucho la verdad que esa persona quiso decir y dijo. Así que yo, hace ya tiempo, que caí en las redes de la religión del arte desde bien chiquita, porque era la única que me decía: ‘escúchate, tú piensas, no pasa nada’", reflexionó.

"El arte es un espejo, te enfrenta a ti mismo. No hace que te temas. El arte hace que tú puedas llorar con la canción de Chavela, con la canción de José Alfredo y tal, reconociéndote en ella, pero no hace que tú te sientas culpable por lo sentido, ¿sabes? Es una manera de llorar lo vivido o de reconciliarte con lo vivido, pero manteniendo la solemnidad de que yo he podido ser abandonada o puedo haber sido no se qué ni que cuanto, pero tengo la cabeza bien alta. Siéntete pecador, siéntete mal y esto es algo que se metió en el pueblo", indicó.

Fuente: http://www.lavibra.com

Nota personal:

La verdad que tengo que dar las gracias a la persona que ha hecho esta entrevista, para quien es fan o seguidor de Concha Buika tiene un valor indescriptible.



No hay comentarios: