9 jul. 2009

Buika: el fuego de `la niña Lola' (elnuevoherald.com)

Buika: el fuego de `la niña Lola'

Buika
Buika
CM Guerrero / el Nuevo Herald

smoreno@elnuevoherald.com

AConcha Buika no le molesta que sus admiradores la llamen ''La niña Lola'', apelativo que surge del tema que da nombre al disco que la lanzó a la fama en el 2006. Todo lo contrario. La complace mucho que la identifiquen con esa niña de la copla, ''la de la carita del color de la amapola'', o con cualquier niña.

''Cada año intento ser menos mujer y más niña'', dice la cantante española, recién llegada a Miami para ofrecer un concierto patrocinado por The Rhythm Foundation, hoy a las 8 p.m. en el Gusman Theatre del downtown.

''Ser mujer es muy complicado; tienes que ser la mejor en todo y yo no tengo ganas de serlo. Las niñas son más valientes. ¿Cuándo viste a una llorar porque un niño le pegase? Saltábamos todas y le rompíamos la cabeza [al niño]'', añade con el énfasis que suele imprimirle a sus ideas.

Casi un año ha pasado desde que Buika planeaba presentarse en concierto en Miami para traer algunos de los temas del que era entonces su nuevo disco, Niña de fuego --tercero en su discografía-- lanzado por Warner Music Latina y nominado al Grammy en el 2008. En esa ocasión la visa para alguno de sus músicos no llegó a tiempo. Este año Buika se presentará acompañada sólo por el pianista, que todo parece indicar llegará sin contratiempos.

''Vamos a tocar temas de Mi niña Lola y de Niña de fuego, otros que se me ocurran por el camino y los que me robaré del público'', dice escuetamente Buika, a quien no le gusta planear los conciertos porque ``en el escenario hay que ser valiente y no ensayar''.

Una mirada al público, a las historias que cuentan sus ojos, al misterio de cada uno de los presentes le resulta suficiente inspiración. En definitiva, cada lugar promete una sorpresa. Lo más raro que le ha ocurrido en este año anterior, en el que pasó la mayoría del tiempo de gira, sucedió en

Mozambique.

''¡Se me ha llenado el teatro y no ha habido ni un solo negro!'', exclama intrigada Buika, nacida en Palma de Mallorca de padres de Guinea Ecuatorial. ''No quise preguntar dónde estaban [los negros], no fuera a ser que me desaparecieran'', comenta en broma con la sinceridad y chispa que siempre pone en sus palabras.

Otro viaje más reciente la llevó por primera vez a La Habana, ''ese museo gigante, ciudad bonita y maravillosa'', según describe. En cuatro días grabó allí su próximo disco, El último trago, un homenaje a Chavela Vargas, en el que cuenta con el acompañamiento de Chucho Valdés y su trío y la producción de Javier Limón.

Las rancheras, a las que en Niña de Fuego puso su sello flamenco y alternó con las coplas, regresan en algunos de los temas más emblemáticos de José Alfredo Jiménez como El último trago y Un mundo raro, popularizados en la voz de Vargas.

''Hemos escogido un repertorio para regalárselo a ella, mi Chavelona'', dice Buika, mencionando otros temas interpretados por Vargas que también incluye en el CD, como Soledad.

''Chavela me aconseja y me da mucho calor. Cuando ella abre la boca es un oráculo; es una musa y una gran maestra'', destaca Buika, que conoció a la legendaria intérprete nacida en Costa Rica en una época en que ella padecía una gran soledad, porque había llegado ``de un sitio pequeño, Mallorca, a la gran ciudad de Madrid''.

''Chavela me dijo que era una tonta, que la soledad era la mayor de las libertades'', recuerda Buika, que incorporó la enseñanza a su estilo de vida.

''Mi mundo es tan chiquitico que cabría en una piedra pequeña, por eso, esté donde esté, tengo la misma sensación de que estoy en casa. Como necesito muy pocas cosas para sentirme a gusto, cuando viajo me siento bien'', resume la cantante mallorquina, que reside en Madrid con su hijo de nueve años.

''Ando por muchos caminos, por eso pertenezco a los momentos que vivo'', añade Buika, que promete este tipo de improvisación en el escenario del Gusman.

''Va a ser un espectáculo con un poquito de introspección'', concluye, quitándole importancia a el estilo que usará esta noche en el escenario. ``La música nos hace grandes y bellos. No he visto a nadie que cantando luzca feo''.

Buika en concierto, hoy a las 8 p.m. en el Gusman Theatre, en 174 E. Flagler St., (305) 374-2444. o ticketmaster.com.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/

No hay comentarios: