13 nov. 2008

La música de Buika surge como la más libre y original de los Grammy Latinos

.
"Yo no tengo idea de qué hago aquí, me extraña pero me encanta", dice Buika, la cantante española que estruja sentimientos fusionando flamenco, rancheras y jazz y cuya propuesta surgió como la más original de la novena entrega de los Grammy Latinos.

El arte de esta mujer de hablar tajante no es de los que se resumen en un solo género o se describe en un adjetivo. Concha Buika, hija de inmigrantes de Guinea Ecuatorial que se crió en un barrio de Palma de Mallorca, donde nació hace 36 años, desconcertó a la crítica y ganó admiradores desde 2005 con sus despechos y rabietas al son de versiones muy propias de coplas fusionadas.

"Hay muchas cosas que no me gustan y gracias a la música las digiero. Hay algunos compartamientos de personas para contigo que no te gustan y gracias a poder contarlos, cantarlos y sacarlas no odias, no guardas rencor", dijo en una entrevista con la AFP en Houston (Texas, oeste), la víspera de la entrega de los premios Grammy.

El disco "Niña de Fuego", el tercero en la carrera de esta mujer que a principio en el año 2000 estaba en Las Vegas imitando a Tina Turner, convirtió a Buika en la única española nominada en una de las categorías más relevantes de los Grammy, Album del Año, que aspira también "Sino" de Café Tacvba, "Para Siempre" de Vicente Fernández, "Cualquier día" de Kany García y "La vida es un ratico" de Juanes.

"Todos estamos guapísimos", dice en referencia a los nominados, pero agrega que la que más le extraña de la terna es ella misma: "Soy una niña de un barrio de Mallorca, estar aquí es muy increíble, por eso ya me doy por ganadora, todos somos ganadores, que si luego te dan un cacharro pegado a una piedra me da igual", sentenció.

"La verdad es que no sé cómo llegó esto, por qué particularmente con este disco, yo no los comparo, ni tengo este disco en casa, porque no los hago (los discos) para mí, si cantara para mí lo canto en mi cocina y ya está", dijo la voz ronca de Buika que fue declarada por la mexicana Chavela Vargas su heredera, su "hija negra".

Consentida por la crítica en Europa, aplaudida en Argentina y México, la cantante española reconoce que esta vez llegó a un lugar donde era desconocida, Estados Unidos, sin contar algunos toques en Nueva York o Miami, pero nunca al gran público al que se dirigen los Grammy.

Buika parece completamente ajena a la intriga que ha levantado entre jóvenes artistas, como la puertorriqueña Kany García que expresó entre sus ilusiones de vivir estos Grammy ver a esta española que propone un estilo de mucha fuerza.

Aclara que ella no prepara discos, "eso es trabajo de las discográficas, yo hago canciones. Reconozco que no suelo buscar, yo oigo cosas en mi cabeza y de repente las pongo donde esté, a veces oigo palabras, oigo poemas, a veces notas y ahí van saliendo".

Esta mujer que tritura emociones y sabe mucho del peso de la palabra con una buena nota musical admitió que está feliz de su estreno en los Grammy Latinos, "y si uno se la pasa bien y ve gente alegre, ya está".

Y advirtiendo que siempre dice lo mismo, Buika enfatiza: "Yo en realidad lo que hago con la música es redimirme, yo canto para no odiar y compongo para no volverme loca, entonces no espero nunca nada, porque el premio ya lo tengo que es sacar el dolor, sacar la rabia, sacar la ira, continuar con la alegría, reconciliarme con viejos fantasmas".

Fuente: http://afp.google.com/article/ALeqM5hZPIJXF58-rcGxBjKJX2HiIw0lbQ

No hay comentarios: