26 sept. 2008

Noche tribal en Puerto Madero (Argentina) BUENOS AIRES

.
El martes cantó durante una hora para un pequeño grupo de invitados. Apareció con vestido blanco y chal negro, acompañada por su pianista. Mucho más aguerrida que en sus discos, apeló al scat, improvisando sonidos, habló lo justo y exhibió su temperamento, a tal punto que en los pasajes más enérgicos ni se hacía necesaria la amplificación. Le dedicó a José Sacristán Ay de mi primavera y a los argentinos una versión acelerada de Nostalgias. Una velada de flamenco, coplas, rancheras y jazz, con un canto impactante, prácticamente tribal.

Fuente: criticadigital.com

No hay comentarios: