26 sept. 2008

Buika mostrará su singular fusión de flamenco, jazz y música popular en el ND/Ateneo (Buenos Aires, Argentina)

.

En diálogo con Reporter, la intérprete y compositora habló del disco que hizo junto al productor Javier Limón, de sus expectativas antes de actuar para el público local y de cómo arma el repertorio de sus shows.


¿Cómo se dio esta mixtura tan particular que forma "Niña de fuego"?

Yo oigo cosas en la cabeza, que son lo que canto. Son cosas que están ahí dentro.

¿Tiene alguna forma de definir su estilo musical?

No hay estilo. Es como yo vivo las cosas, como yo las oigo y las hago. Pero no sé si hay un estilo. Hay muchos estilos en los que apoyarse para hacer tu sonido y tu música.

Más allá de que sea una de las canciones de la placa… ¿Por qué lo tituló "Niña de fuego"?

El título fue idea de Javier (Limón). A mí lo de niña me gusta porque es un sentir en el que siempre he estado. A mí esa lucha bestial y abstracta por ser mujer, abstracta también, no me pareció nada divertido y la abandoné pronto. Me gusta más la sensación que tenía de niña y soy muy fiel a seguir sintiéndome así.

¿Cómo eligió el repertorio del trabajo?

Yo reconozco que las canciones me eligen a mí más de lo que yo las elijo a ellas. Más que nada de eternas vivencias, lo que tu corazón y tu entraña sienten que es importante en ese momento de su vida. Después, cómo se arma un disco, no lo entiendo mucho. Yo hago canciones, poemas, fotos, guiones y locuras, las entrego y ellos van haciendo los discos.

¿Cómo es un show de Buika?

No lo sé, no los vi nunca, ni siquiera en vídeo. Yo (en el escenario) siento que es lo más parecido a volar que existe. Poder volar en la armonía, ser parte de ella. En cierta manera en algún momento te enfrentas a tus demonios. Es muy extraño. Me gusta mucho.

¿Las canciones que interpreta están elegidas de antemano o se deja llevar por lo que dicta el momento?

Se arma en base a la información de las personas que vienen, de la tribu, que es la que lleva la verdad. La tribu a la que los artistas que necesitan ser estrellas llaman público.

No tengo nada pautado de antemano. Hay que ser valiente. Aquí hemos venido a sentir la verdad.

¿Qué expectativas tiene sobre el público local?

Estuve cantando hacer un par de días y fue maravilloso. Este es un país con el que soñamos todos los artistas. Cuando uno llega aquí, lo hace con cierto nerviosismo. Hay algunas capitales que te dan esa sensación, Buenos Aires, París, Nueva York. Son ciudades muy destacadas culturalmente hablando. Pero ese nerviosismo te devuelve la hiel a la boca. Y es genial que pase. (Reporter)

Fuente: criticadigital.com


No hay comentarios: