27 sept. 2008

Buika a escasas horas de su concierto en el ND Ateneo de Buenos (Aires Argentina) ENTREVISTA

.
Buika sorprende al llegar a la entrevista descalza, aunque estemos en un hotel y no haga demasiado calor. Envuelta en una túnica, nunca responderá a las preguntas en forma directa, sino buscando un camino alternativo.

Entrevista:

Vos decís que sobrevivís gracias a las fusiones, mezclás el flamenco con el jazz y otros ritmos. ¿Harías rock, por ejemplo?
Yo siempre hago la música que quiero hacer. Me siento muy a gusto con toda la música. He hecho muchas cosas de rock y me la he pasado muy bien.

¿Qué te gusta del rock?

Del rock me gusta sobre todo la energía, la energía que finge tener.

¿Todo es una ficción en el rock?

No, la energía está en todas partes en la música: en una orquesta tiene niveles energéticos brutales, pero no se imponen. En el rock es como que te lo imponen, distorsión y todo maximizado, claro que es una gran mentira… Pero es una mentira tan bella…

Te vimos hoy en lo de Mirtha Legrand y se te notó callado. ¿Cómo te sentiste?

Estaba alucinada. Estaba callada porque estaba escuchando. No estoy acostumbrada a ir a programas así y entonces me senté a escuchar. Y fue curioso. Ha sido una experiencia muy curiosa.

¿Pero para bien?

A mí siempre todo lo que me pasa gracias a Dios ha sido para bien hasta ahora.. Lo que sucede conviene.

Tu familia proviene de Africa, vos viajaste luego a Estados Unidos a probar suerte, volviste a España, cuál es el impulso que te mueve?

El latido. Luego por otra parte la falta de miedo. No tengo miedo, no busco paraísos, no reconozco virtudes ni defectos. Eso hace que en cualquier sitio tengas la oportunidad de encontrarte entre nosotros y así no da miedo viajar.

Tanto en este disco como en el anterior estuvo Javier Limón, que es un productor muy importante. ¿Qué le dio a tu música?

A mi vida le dio buena calidad de sexo, porque al final el arte es eso, es follar. Yo quiero salir de mí para entrar en ti a través de tus oídos, de tu paladar con comida, de tus ojos con cuadros y películas. Le dio buena calidad de sexo a mi vida.

Se puede decir que entrás en éxtasis cuando estás en el escenario?

No hace falta. ¿Para qué?

¿No es el momento cúlmine?

No sé cuál es el momento cúlmine. Yo creo que las metas están en los caminos más bien. La culminación de una obra es un estallido que debe morir en breve para volver a empezar.

Admirás mucho a Chavela Vargas. ¿Es tu máxima influencia?

Mi máxima influencia es mi madre, que fue mi primer amor y es mi primer todo. Chavela es un gran impulso para todos, es una bendición para todos, una musa.

¿Se puede decir que ella te bendijo?

Sí, ella me da muchos consejos, me ha dado mucha chance en todo esto. Y también me ha echado la bronca cuando tuvo que hacerlo. Tiene mucho carácter. A mí me parece un personaje fundamental, un pilar básico para que sigamos creyendo en la música.

¿Sentís una conexión con Africa?

Curiosamente todos sentimos una conexión brutal con Africa. Yo en particular la llevo en mis células, en mi color, en mi piel, en mi educación, en muchas cosas.

Leí que te gusta el tango “Nostalgias”, contame esa historia.
Cuando mi papá se marchó, mi madre lo ponía mucho y es un tema que a mí siempre me ha acompañado. Me siento cerca de ella cuando lo canto.

Y has escuchado otra música argentina?

Sí, he escuchado bastantes cosas de aquí, porque en los 80 este país ganó mucha fama en España. Tuvo un auge brutal y había mucha inmigración argentina allí. Y claro, eso despierta muchos deseos y curiosidad, se escuchaba mucha música de aquí. En Mallorca yo conocí la polenta y muchas cosas… platos de cocina, ropas típicas, que estaban muy de moda en España en los 80.

Con Andrés Calamaro tienen el mismo productor. ¿Nunca pensaron en hacer algo juntos?

Sí, ya lo hacemos. Como él ha grabado en la pecera de Casa Limón ahí están sus ondas golpeando las paredes cuando estoy yo cantando.

Fuente: www.terra.com.ar

No hay comentarios: