12 ago. 2008

El arte, la mejor medicina para digerir el mundo: Concha Buika (ENTREVISTA PARA lajornada.uman.mx) Mexico

–¿Por qué aparece desnuda en su portada y canta descalza?

–No sé. Porque nunca me he escondido de nada ni de nadie. No me visto porque quiera taparme, lo hago por una cuestión de respeto, porque así estamos habituados, porque si pudiéramos andar desnudos todo el tiempo, yo no tendría problemas.

Afirma: “No utilizo zapatos a la ahora de salir al escenario, pero no sabes el dolor de cabeza que me evito. Es verdad que la experiencia es la mejor ayuda, pero también es cierto que es lenta y siempre llega tarde.

“Reconozco que empecé a actuar sin zapatos porque no tenía dinero para comprarme unos, sólo tenía un par. Yo misma hacía mi ropa para salir a tocar, pero, como no podía coser unos zapatos, prefería salir descalza que mal calzada; se me quedó como costumbre”.

Atrapada por la música desde niña

Buika asegura que ha ido encontrando su rumbo de manera instintiva. “He cantado siempre, pero de forma profesional no hace mucho tiempo. Nunca fui a un sello discográfico a buscar una oportunidad. No sé por qué siempre fueron por mí. Empecé en un bar y luego de ahí salía la invitación para ir a otro la siguiente noche. No decidí hacerme profesional, simplemente ganaba más que en otros trabajos, y la música me tenía atrapada desde niña, pero antes de cantar quería ser baterista, luego lo intenté con el bajo.”

–Pero ¿se ha dado cuenta de lo duro que es la vida del artista en la industria musical?

Image and video hosting by TinyPic

–No me entero mucho de eso. Pertenezco al mundo del arte y no sé del mundo del espectáculo y sus cuestiones negativas. Pero el mundo del arte está de puta madre. No puedes ir a ver un Modigliani y decir que el mundo del arte está en crisis; es una falta de respeto. No puedes decir que el arte está en crisis cuando encuentras un disco que se grabó hace 20 años, pero que suena como si hubiera sido grabado ayer. Puede ser que el mundo de los artistas o del showbiz sí esté en crisis, pero el arte no. Las sociedades se construyen, se destruyen y se rehacen. Pero, como soy humana, tampoco me preocuparía por eso.

–Aunque venda discos y continúe con su misma ideología, que desde un inicio no está contaminada.

–No vendo los discos; los venden la compañías, es su trabajo y lo hacen bien. Un artista solo no es nada; es como un ladrillo apilado que tiene la responsabilidad de ser esquina.

Sin virtudes ni defectos

Agrega: “Nunca había soñado siquiera con salir del país. No, porque concebía al mundo desde mi barrio de Mallorca; siempre me sentí como pequeña piedra independiente. Ahora no me da miedo nada, bueno, sólo el día que me deje de tener a mí misma. Aunque no tengo concepto de paraíso, ni lo busco, no creo tener virtudes ni defectos. Veo a mucha gente perdida que busca la verdad, pero esas verdades son de un color y luego de otro. No, yo sólo soy una artista muy vaga”.

–¿Qué opina de la gente que quiere cambiar el mundo mediante el arte?

–¿Por qué lo hacen? Quieren cambiar algo que no conocen. Quién se cree tan grande como para conocer el mundo. Primero hay que conocerlo, y habría que tener unas 100 vidas para hacerlo. La música es una arma de doble filo: puedo beneficiar, pero también hacer mucho daño. Tenía una compañera que cuando la dejó un novio escuchaba puras canciones que la hundían más; entonces, por eso, en ocasiones tampoco es tan buena.

Buika, con todo su canto visceral, estará acompañada por músicos de primer nivel, entre los que destacan el pianista Iván González y Horacio El Negro Hernández, considerado uno de los mejores bateristas latinos en el mundo.

Se presentará los días 5 y 6 de septiembre en el Lunario del Ausitorio Nacional, a las 22 horas.

No hay comentarios: