17 ago. 2008

CONCHA BUIKA OFRECERA DOS CONCIERTOS EN LUNARIO DEL AUDITORIO NACIONAL (MEXICO) EL 5 Y 6 DE SEPTIEMBRE

Luis Felipe Castañeda (www.exonline.com.mx)

De carácter recio, pocas palabras e ideas enigmáticas. Hablar con Concha Buika es un reto, las palabras salen con tirabuzón, sus pensamientos se esconden y parece dispuesta a simplemente dejarse llevar.

“¿Qué quieres que diga? tú dime, dime qué debo decir a quienes van a ir a verme”, dice Buika desde París. Poco o nada vale la advertencia previa sobre su carácter.

Sin embargo, tras escuchar uno de los tres discos de estudio que ha grabado, Buika (2005), Mi niña Lola (2006) y Niña de fuego (2008) sorprende entonces la transformación de la cantante que con su voz y su propuesta, una mezcla de flamenco y jazz, transporta a los escuchas.

Buika se apodera de las canciones para evocar los sentimientos, las siente en cada estrofa, lo mismo del amor que del desamor. Desde su propia perspectiva de la vida y de las vivencias de otros autores. Con Buika, si se quiere catalizar sus sentimientos, vale más escucharla cantar que hablar por teléfono con ella.

Sin embargo, aunque su delicadeza fluye en cada canción, cuando se habla con ella vía telefónica parece renuente a ir más allá de los monosílabos, aunque ella misma se define como una mujer apasionada.

“Uno es como es, no me perjudica ni me ayuda en nada, siempre he sido así. Vivo cada día con la misma intensidad, cuando estoy en el escenario o cuando estoy en la
calle”, explicó la intérprete.

Image and video hosting by TinyPic

Sobre sus presentaciones en el Distrito Federal, el 5 y 6 de septiembre en el Lunario del Auditorio Nacional, la cantante aseguró que su encuentro con México siempre es especial.

“Me gusta mucho tu país, es increíble, me gusta caminar y conocer. Ahora que cante, ojalá que vaya la gente que quiera verme. La que no quiera, que se quede en casa. Me da un poco igual”, comentó.

Para las dos fechas confirmadas, la intérprete originaria de Guinea Ecuatorial será acompañada por el pianista Iván González y el baterista Horacio El negro Hernández.

“Ya he trabajado antes con ellos, y aún pienso robármelos para unas fechas a he trabajado antes con ellos, y aún pienso robármelos para unas fechas más. Son grandes músicos”, aseguró Buika, quien adelantó que durante su concierto se vive un momento en el que cualquier cosa puede suceder.

“Yo no monto ningún show, yo voy a donde me dicen. Soy una persona que vive con la idea de que no se deben preparar las cosas, las debemos tomar conforme se vayan presentando”, indicó la cantante.

Durante su estancia en México, Concha Buika aprovechará para visitar a Chavela Vargas, quien la ha reconocido como su heredera.

“Hablo con ella cada mes, compartimos muchas cosas. Ahora que platiquemos ya veremos qué cosas se nos ocurren”, comentó.

Acerca de una posible responsabilidad por haber sido nombrada su heredera, Concha la sacude con facilidad. “Yo no creo en esas etiquetas, esas son cosas que la gente dice. Nosotras somos amigas”, finalizó.

No hay comentarios: